16 de setembre 2008

La administración quiere ganar jugando al ajedrez en las mesas de póquer


Henry Chesbrough habla en su primer libro sobrfre Open Innovation de cómo Xerox perdió las oportunidades de los proyectos de innovación que se generaban en su famoso Palo Alto Research Center PARC (ver foto) porqué se comportaba como un jugador de ajedrez (plan several moves ahead, no new information needed, "you know what you've got, what opponent has) cuando los proyectos necesitaban las reglas del juego del póquer (pay to play, pay for new information, "you discover what you've got, what other players have"). Así algunos de los proyectos salidos del PARC de Xerox acabaron valiendo más que la propia Xerox sin que esta supiera aprovechar sus propias inversiones en innovación. Xerox era un ganador al ajedrez y un perdedor al póquer.

Pienso que menudo las administraciones cuando quieren impulsar el desarrollo económico de ciudades o regiones quieren resultados de impacto que difícilmente se obtienen sin riesgo, sin un determinado ADN en la toma de decisiones, sin velocidad en el time to market, que requieren juagadores de póquer, que requieren emprenedores de verdad más que emprendedores mimados en incubadoras que no dan más que autocoupación, jugadores que piden dinero por jugar ( a friends, familiy & fools). Y a las administraciones lo que les va es el ajedrez, todo planificado, todo parametrizado según mandan interventores y secretarios y así nos van las cosas. Tenemos todo el dinero para hacer edificios (que es jugar al ajedrez aunque se desvíe el preupuesto) pero no podemos llenarlos de gente que arriesgue de verdad y haga crecer proyectos de impacto, aunque juegue al póquer. Y se llenan de funcionarios o sucedáneos que se mueven en el mejor de los casos como torres o alfiles.

Y con esas, nos pasamos la vida intentando imitar Silicon Valley, que es una gran concentración de emprenedores de los que arriesgan en un entorno dónde las reglas del póquer se imponen a las del ajedrez.

4 comentaris:

16 de setembre, 2008 17:23
Julen ha dit...

Probablemente la Administración quiera asegurar que todos tenemos claro que ha sido "su obra" y no la de ningún otro. Nada de sumarse a la conversación sino que hay que liderarla porque para eso supeditan su trabajo a los votos que recibirán. Es la miseria del sistema que mantenemos entre todos.

16 de setembre, 2008 19:27
Iñaki Ortiz ha dit...

Coincido totalmente. El primer motivo es la aversión al riesgo. En la administración nunca nadie tuvo problemas por no hacer nada, pero equivocarse puede ser peligroso. Y otro motivo, por ridículo que parezca, es que construir un edifico aparece en el presupuesto como inversión y pagar al personal es un gasto. Se vende mejor un presupuesto inversor que uno "gastador". Por no citar que contratando obras se ganan "amigos" y pagando nóminas menos.

¿Cómo se cambia el ADN de la administración?

30 de setembre, 2008 11:59
ivan ha dit...

Buenas
probablemente una diferencia importante entre Silicon Valley y España-sin contar el capital riesgo y la cultura anglosajona de permitir el error- es que si miras alli confian mucho en los jóvenes,dudo que aqui se haga

un ejemplo me lo comentó mi tutor ,en defensas de Proyectos de Ingenieros aqui suelen estar los amigos y familiares,pero nunca hay nadie de empresa,esperando captar talento o ideas.

un saludo
Iván
www.ciudadanoenelmundo.com

07 d’octubre, 2008 19:37
Juan A. Martos ha dit...

Yo añadiría, que el ajedrez sólo es un juego de dos adversarios, y en el mercado los competdidores son múltiples.

En cualquier caso el ajedrez te enseña a pensar, y tener perspectiva de futuro. Un ataque desconocido o poco usual puede llevar a la victoria ante un rival que lo único que hace es estudiar aperturas conocidas.

www.playchess.com
saludos.