11 de juliol 2009

¿Para innovar en un sector, es necesario tener expertise?


Cada vez oigo más voces que se alzan a favor de incorporar gente que no sea experta en un sector para innovar en el mismo. Traspasar experiencias, lógicas, ópticas de un sector a otro como motor de innovación es frecuente. En LTCproject lo hemos aprendido colaborando con la gente de Strategos. Una buena metodología puede permitirnos aportar nuevas perspectivas que generen verdadera innovación estratégica.
La experiencia es importante pero no es lo es todo. A veces, la inversión emocional en determinados proyectos, o formas de hacer, acaba siendo más una barrera que una palanca para innovar. En mi ciudad, Terrassa, había una potente industria textil lanera. Pero la gran revolución textil española de todos los tiempos no salió de sus potentes fábricas. Salió de Galicia, desde una perspectiva completamente distinta que ha revolucionado la lógica del sector en todo el mundo. La mayoría de grandes fábricas de Terrassa cerraron en los setenta y ochenta. Su gran experiencia no les sirvió.
El sentido común nos invita a combinar la perspectiva interna y externa en los procesos de innovación. Llamadle Open Innovation o Innovation War Games como en este artículo de Business Week sobre las nuevas reglas de la gestión de la innovación



(la imagen es de Danhauser)

2 comentaris:

12 de juliol, 2009 12:34
Josep M ha dit...

Estic d’acord amb el que comenteu, tot i que no està alineat amb el concepte que tenen les empreses alhora de contractar candidats. Es pot veure en les seves ofertes de treball, on normalment es demana una experiència de certs anys, sense tenir en compte la velocitat de l’evolució de la societat i les seves necessitats.
Personalment penso que hi ha dos tipologies de candidats, els que han d’executar, que si els cal una certa expertesa i els que han de trobar noves formules disruptives, on pesa la seva formació o coneixement multidisciplinar, que han d’aportar un nou enfocament a l’empresa.
Penso que tot plegat està més relacionat amb la cultura empresarial. Una cultura que no arrisca, que vol ser enganyada per balanços maquillats, que no sap veure en l’error un pas endavant, que espera que altres trobin formules que funcionen per després imitar-les, tot i que els comporti una pèrdua de posició competitiva.

13 de juliol, 2009 18:00
Elisabeth De Morentin ha dit...

Vaxier, tienes toda la razón, pero este factor de incorporar gente no experta en un sector para innovar es mas común aquí en USA, generalmente empezando en términos de independent consultants, en "cross-disciplinary teams " pero en estos quipos casi siempre hay "anchors" (gente experta en el sector). En PIMES (80% Europe), el caso es diferente, la mentalidad del empresario, y trabajador en general es completamente diferente, i los recursos también. Este articulo de Wall Street Journal, “In search of innovation”, explica 9 casos de innovación, aplicando, lo susodicho.
http://online.wsj.com/article/SB10001424052970204830304574133562888635626.html
Salutacions,

Elisabeth