08 d’octubre 2009

Arriesgar por cautela


La crisis es un paisaje por el que debemos transitar. Ante ella podemos preocuparnos y coleccionar diagnósticos u ocuparnos, es decir, correr el riesgo de actuar a sabiendas que podemos errar.
Personalmente podemos estar muy preocupados pero empresarialmente debemos estar muy ocupados. Por un lado, no podemos precipitarnos, pero por otro, debemos huir de la parálisis por análisis.
Es momento de analizar rápido, de aprender muy deprisa y de asumir el riesgo de actuar. Hay momentos en que asumir riesgos es actuar con cautela. Necesitamos líderes que arriesguen por cautela, o ¿es que la innovación es una opción?
(el fragmento es de Santiago Rusiñol)

1 comentari:

10 d’octubre, 2009 13:01
Anna ha dit...

Pues no, la innovación no es una opción. Independientemente de que seamos una empresa privada o pública o de que la crisis afecte en mayor o menor grado a nuestro sector de actividad, la innovación es como el latir del corazón: un síntoma de que avanzamos, crecemos y nos desarrollamos. Gracias por el post.