01 de desembre 2009

pensar solo, razonar en equipo


1. Pensar es la trastienda del management. Pensar no es compilar ideas de otros, es construir criterio, discernir sobre opciones, analizar contextos, ser arquitecto de conceptos, priorizar, elaborar la propia agenda.


2. El benchmarking es bueno después de pensar, no antes.


3. Algunas empresas están tan pagadas de su éxito que ya nunca se piensan desde fuera, pensar para ellas consiste en combinar ortodoxias internas.


4. Pensar y contrastar. Generar ideas individualmente y contrastarlas en equipo, retorcerlas, destrozarlas, reinventarlas, pulirlas. Se piensa solo, se razona en equipo.


5. Pensar para actuar, éste es el código. Igual que la crítica de Marx a los hegelianos en su célebre 11 tesis sobre Feuerbach, no se trata solamente de interpretar el mundo (la empresa, la organización) se trata de transformarlo.


6. La métrica de nuestro pensamiento es lo que escribimos, la métrica de nuestro emprendimiento e innovación es lo que hacemos.


7. Pensar y comunicar forman parte de una misma cadena de valor, cuando expresamos las ideas comprobamos realmente su potencia y solidez.


8. Pensar requiere concentración. Hay que aprender a concentrarse entre urgencias, en aeropuertos, entre reuniones. Arañar concentración en recovecos insólitos de nuestra agenda.


9. Pensar no es tener más información, es saber contextualizar la información relevante para generar conocimiento.


10. Es muy difícil liderar sin pensar, aunque algunos insistan en ello.



(la imagen es de Pedro Berruguete)

4 comentaris:

01 de desembre, 2009 11:29
Borja ha dit...

aquesta és una de les mancances de moltes organitzacions d'avui en dia. actuar per inercia, sense parar i reflexionar. hauríem de reservar sempre algunes hores de la nostra setmana laboral per reflexionar sobre la direcció que portem, sobre els projecte que duent a terme i sobre el que s'espera de nosaltres com a treballadors i com a organització.

01 de desembre, 2009 18:56
Anna ha dit...

"La métrica de nuestro pensamiento es lo que escribimos". Hace escasos días nos hacías reflexionar sobre la importancia de escribir, de no renunciar a tan excelente ejercicio. Pensar-escribir-pensar... se antoja una buena fórmula para no anquilosarnos, para seguir creciendo. Gracias por el decálogo.

01 de desembre, 2009 23:40
rlfox ha dit...

Pensar en grupo es algo que no sabemos hacer bien.
Hay temor a hacerlo, dado que implica beneficios o perdidas.
Hay carencia de motivación, para bien o mal.
Pensar en grupo requiere constituir un grupo coherente y quien debe hacerlo, casi nunca crea, sino suma pareceres.
Salu2

14 de desembre, 2009 15:33
Eulàlia Dalmau ha dit...

Pensar en privado y razonar en público es una buena aproximación. Razonar en público implica "humildad" y "escucha activa". Importante recordar que tenemos 2 orejas y 1 boca.