15 d’abril 2010

El papel del director de innovación




No es fácil ser Chief Innovation Officer de una compañía, especialmente si el crecimiento de la compañía depende de la innovación. Todo el mundo habla de innovación pero obtener resultados gracias a ella es un gran reto. Una vez superado un esquema clásico de departamento de I+D, el director de innovación pasa más a ser un director de orquesta con muchos solistas y artistas invitados que el tenor de la innovación en la compañía. Innovar se declina en equipo, en abierto, en riesgo y en resultados.



Probemos a compartir una lista de funciones sobre el papel del CIO:



1. Pensar, liderar y facilitar un modelo de innovación que incumba a todos en la empresa.



2. Garantizar un modelo de innovación estratégico (strategic FIT). ¿Innovar para qué? ¿Para crecer, para incrementar la competitividad, para diferenciarnos?



3. Velar por el ROI de la innovación. Velar por los objetivos de ventas basados en innovación. Velar por el "corporate entrepreneurship" asociado a la innovación.


4. Fundamentar una cultura corporativa que despliegue equilibradamente creatividad y disciplina como valores de la innovación. Tener ideas es importante pero no suficiente. Hay que hacer avanzar el “funnel” de innovación con una buena cartera de proyectos de innovación disruptiva además de innovación incremental.



5. Abrir la innovación, combinar eficientemente conocimientos y talento interno con las aportaciones externas. No caer ni la endogamia ni el papanatismo de que porqué venga de fuera es mejor. Articular inputs y outputs de innovación en un formato abierto.



6. Regular el sistema de presiones e incentivos vinculados a la innovación.



7. Defender un “funnel” con un rápido “time to market”.



8. Extraer el máximo rendimiento de los resortes de los sistemas de investigación e innovación nacionales o regionales.



9. Aprender de los fracasos más rápido que nadie hasta resolver una tasa de éxito positiva (en innovación disruptiva, también).



10. Construir un relato sobre la innovación en la compañía atractivo para los stakeholders y para los públicos internos, un relato orientado a futuro y acreditado en resultados.



(La imagen es de Paolo Veronese)

6 comentaris:

15 d’abril, 2010 22:25
Andres ha dit...

Leyendo el post me han venido a la cabeza aquello de que el marketing es demasiado importante para dejárselo solo al departamento de marketing (frase atribuida a David Packard).

Tal vez con la innovación pase lo mismo y puede que, para alcanzar una autentica cultura de innovación en las organizaciones, sea más eficaz que alguna de esas funciones del Chief Innovation Officer sean directamente asumidas por la Dirección General y trasladadas y compartidas con/por todos los departamentos y no solo por uno de ellos...

Como siempre es un placer encontrarte y leerte.

Un fuerte abrazo. Amazaira

16 d’abril, 2010 09:06
Anònim ha dit...

Comparto la opinión de que la innovación ha de estar presente y ser compartida por todos los departamentos, el de producción, distribución, marketing, recursos humanos, o finanzas. Pero también es cierto la necesidad de canalizar y coordinar los esfuerzos en materia de innovación, y eso creo debe ser el objetivo del CIO. Debemos tener presente que cada departamento tienen unos objetivos determinados con lo cual a veces pueden crearse conflicto de intereses. Lo mismo puede suceder con la innovación. Puede que si sumamos los resultados en materia de innovación realizados en cada departamento el resultado final sea menor si no conseguimos coordinar los esfuerzos, pues seguramente en este contexto las complementariedades pueden tener unos efectos sobre el resultado que permitan incrementar la suma de las partes.

16 d’abril, 2010 11:58
Andres ha dit...

Si hablamos de coordinar y canalizar esfuerzos/proyectos/¿?.. puedo coincidir con tu idea, anónimo, pero si ampliamos la visión y el campo de debate hasta abarcar quien ejerce el liderazgo necesario para incrustar una orientación a la innovación en el core business (y de eso estamos hablando cuando nos referimos a aspectos como "Pensar, liderar y facilitar un modelo de innovación..", "Garantizar un modelo de innovación estratégico", "Velar por el ROI de la innovación". "Fundamentar una cultura corporativa que despliegue equilibradamente creatividad y disciplina como valores de la innovación...") no tengo tan claro que esas funciones puedan extenderse por toda la organización y alcanzar todo su potencial desde la responsabilidad de un CIO…

16 d’abril, 2010 17:03
Anònim ha dit...

es un rol de suma importancia y debe ser asumido por un alto ejecutivo de la empresa, no para descargar en él la responsabilidad si no como bien dices en el artículo actúe como director de orquesta maximizando el potencial de cada uno de los integrantes dándole dirección y sentido y fortaleciendo la colaboración.

19 d’abril, 2010 10:22
- ha dit...

Hola Xavier,

La analogía del director de orquesta la encuentro apropiada. El CIO ha de a ser un profesional eficaz que ha de realizar las funciones que propones, para lograr lo que se supone que ha de conseguir. Se trata de marcar los tempos, de que el viento o la cuerda, incluso los solistas, ejecuten la obra correctamente.

Sin embargo, la innovación es como la música, hay que sentirla. Tener espíritu innovador y transmitirlo a todos los miembros de la orquesta para que la sientan. Es algo más que ejecutar la partitura con corrección. Es lo que distingue el talento de un gran “conductor”.

Un abrazo,

Juanjo

19 d’abril, 2010 12:48
david gràcia ha dit...

Xavier, para mí la función principal es "convertir ideas en realidad" ya que el camino se demuestra andando. Aunque para que eso pase, hace falta una gran dosis de pasión. Si no le pones pasión, aparecerán los "asesinos de ideas" y harán de las suyas.