10 de maig 2010

Dimitir de decidir


Parece que el dimitir de decidir se contagia:


1. Los estados esperan las presiones supraestatales (y de los mercados) les obliguen a tomar aquellas decisiones que a pesar de ser obvias son manifiestamente impopulares.


2. Las empresas tardan a corregir increíblemente cosas que no funcionan porqué las tensiones internas que provoca modificarlas o las inercias que se adueñan de todo son más fuertes que decisiones complicadas de tomar.


3. Muchos trabajadores o profesionales saben que deben corregir seriamente su trayectoria profesional pero esperan que el paro les obligue a tomarse en serio su futuro.


Que otros decidan por nosotros es afiliarse a una falsa comodidad. Deciden otros por nosotros pero más tarde, más lejos y más contundentemente de los que debiera haber sido. Que decidan por nosotros no es lo que aprendemos en las escuelas de liderazgo y de gestión del cambio, es todo lo contrario.


Gary Hamel decía a propósito de la innovación y el cambio en de Future of Mangement: “No podemos afirmar nada certero sobre el futuro, con una excepción: en algún momento de la próxima década, su empresa se enfrentará al reto de cambiar de una manera que no tiene precedentes” (…) Y lo que más ha cambiado es el propio cambio. (…) Más bien se trata que ahora el ritmo del cambio es exageradamente rápido, (…) El objetivo, por tanto, es crear organizaciones capaces de una renovación continuada, sin traumas. (…) Y ahí está el reto: crear organizaciones capaces de renovarse continuamente sin crisis previas que lo justifiquen.”


Pues eso, deberíamos aprender a cambiar seriamente sin dejar acercar el abismo.


(continuamos con la serie de imágenes de Vittore Carpaccio)

1 comentari:

11 de maig, 2010 11:54
eri.funditec ha dit...

La toma de decisiones al igual que la aceptación de las consecuencias que estas acarrearan no es solamente un principio indispensable en el mundo empresarial. Tal y como se menciona en este Blog; somos testigos de una tendencia del dejar hacer. Permitir que el medio nos marque el camino a seguir como todos sabemos ha tenido unas consecuencias nefastas a todos los niveles.
Quizás pues la innovación y el vivir mismo empieza por la responsabilidad y sobre todo la valentía. Dejo pues esta pequeña divagación con unas estrofas de Sinatra:
Regrets, I've had a few
But then again, too few to mention
I did what I had to do
I saw it through without exemption,
I planned each charted course,
Each careful step along the byway
And more, much more than this,
I did it my way...