01 de maig 2010

Las leyes fundamentales de la estupidez humana


Desgraciadamente la estupidez existe. Afortunadamente Carlo M Cipolla definió la Teoría de la Estupidez. Os recomiendo su lectura, más de veinte años después. Hay una edición muy cuidada que impulsaron Fontana y Pontón de la Editorial Crítica (1991). De hecho, conozco a Cipolla por las indicaciones bibliográficas de Josep Fontana. En un mundo sin internet sus aportaciones bibliográficas (llegaba al aula de la UAB cargado de libros de todo el mundo) eran para los que éramos sus alumnos, impresionantes. Fontana hizo editar “Allegro ma non troppo” dónde Cipolla hace gala de un fino humorismo que derrocha inteligencia. Hay primero un ensayo divertido sobre “las Especias en la Edad Media” y finalmente está su famoso ensayo sobre “las Leyes fundamentales de la estupidez humana”. Lo releo con frecuencia, me río con él aunque no consigo una vacuna definitiva contra la estupidez. Reescribo las leyes fundamentales de Cipolla:


1. Siempre e inevitablemente cualquiera de nosotros subestima el número de individuos estúpidos en circulación.


2. La probabilidad de que una persona dada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica propia de dicha persona.


3. Una persona es estúpida si causa daño a otras personas o grupo de personas sin obtener ella ganancia personal alguna, o, incluso peor, provocándose daño a sí misma en el proceso.


4. Las personas no-estúpidas siempre subestiman el potencial dañino de la gente estúpida; constantemente olvidan que en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier circunstancia, asociarse con individuos estúpidos constituye invariablemente un error costoso.


5. Una persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que puede existir.

No es necesario insistir en la aplicación al management y a la vida de la perspicacia de Cipolla.

En general, los médicos recomiendan releer el ensayo una vez al año, pero releerlo más a menudo no tiene contraindicaciones conocidas.

(la imagen es de Vittore Carpaccio, que no tenía nada de estúpido).

3 comentaris:

02 de maig, 2010 10:24
Odilas ha dit...

Buenísimo!

02 de maig, 2010 16:15
Anònim ha dit...

:-) que bueno está eso. ...y que útil

02 de maig, 2010 17:51
jordi ha dit...

Si,es un libro muy recomendable para saber a que atenerse cuando tienes una discrepancia con alguien. Pues en ocasiones, ante su tosudez, no sabes si te enfrentas ante una persona lista o estúpida. La primera con el tiempo se cansa, la estúpida..... no se cansa