27 de juny 2010

¿Cómo generar proyectos que reactiven la economía y generen ocupación?


¿Cómo generar proyectos que reactiven la economía y generen ocupación? Es la pregunta del millón de dólares para muchos “policy-makers” de todas las escalas territoriales.


Lo decisivo para que exista desarrollo territorial son proyectos significativos, gente capaz y empresas competentes y con capacidad de innovar y arriesgar. Son tres vectores fundamentales y relacionados entre sí, por descontado.
Las políticas públicas deben focalizarse en talento, proyectos y estímulo del crecimiento empresarial. Si estos vectores se acompañan de otras infraestructuras como universidades, parques tecnológicos, centros tecnológicos, incubadoras, clúster que generen valor, incubadoras, es perfecto. Aunque ya sabemos que inferir que de estas infraestructuras van a ser palanca de gran crecimiento territorial es más que incierto. No hay que alterar el orden. Lo decisivo es la gente, los proyectos y las empresas. No al revés.
Por tanto a la hora de hacer políticas de desarrollo hay que hacerse algunas preguntas. Vamos a preguntarnos sinceramente sobre nuestro “pipeline” de proyectos territoriales privados y públicos (volumen, dimensión, potencial, orientación a pasado o a futuro, impacto real). Vamos a preguntarnos seriamente, sin papanatismos provincianos ni sin minusvalorar a nadie, sobre nuestra gente de talento. ¿qué expectativa de decisiones de calidad podemos tener sobre la gente de talento? ¿qué expectativa tenemos en capacidad de arriesgar? Si tenemos gente que está acostumbrada a tomar decisiones de miles de Euros y queremos que las tomen de millones de Euros tenemos un problema a corto plazo. ¿Qué hacer? Vamos a preguntarnos por nuestras empresas tractoras, las que vertebran el tejido de pyme de alrededor, las que son claves para la cultura empresarial de un territorio.
Las universidades, los centros y parques tecnológicos son infraestructuras de competitividad. Nada que objetar, al contrario. Pero estas infraestructuras funcionan eficientemente si están pobladas de talento, rodeadas de empresas con proyectos de alto impacto, vertebradas por proyectos de dimensión significativa. En cambio, en el top of mind de muchos gestores públicos continuan pensando más en ladrillo que en proyectos, más en sujetos indefinidos que en talento, más en vagas iniciativas público - privados que en empresas. Lo que pasa es que sabemos cómo hacer una universidad o un parque tecnológico y no sabemos manejar políticas públicas efectivas sobre personas – proyectos – empresas. Aunque estamos aprendiendo porque la falta de resultados nos obliga a ello. Y más que nos obligará. Es responsabilidad de todos. Criticar es demasiado fácil. Hay que construir.




(El detalle es una imagen de Perugino)

3 comentaris:

28 de juny, 2010 07:54
Xavier Guilera ha dit...

Apreciat Xavier,

En els últims missatges l'estàs clavant. Portes tanta inèrcia intel.lectual que alguns estem vivint al teu "rebufo". Suposo que aquesta influència de Boston ha estat molt inspiradora. Tan de bo que aquells que tenen poder de decisió important també et llegeixin. I et facin cas.

En fi, gràcies per escriure!

28 de juny, 2010 09:58
xmarcet ha dit...

Gràcies Xavier, compartint avancem més tots plegats, gràacies per seguir el blog, tots anem al rebufo de tots, una abraçada, Xavier

28 de juny, 2010 13:19
Ignasi Papell ha dit...

Efectivament és la pregunta del milió! Demà passat s'acaba el termini d'un convocatòria del SOC per subvencionar projectes que fomentin la competitivitat i l'ocupació, el que presentem nosaltres està claríssimament enfocat a empresa (de fet tinc la sensació que darrerament des del centre tecnològic estem fent d'agència de desenvolupament regional!)... No és fàcil bastir projectes innovadors amb la participació d'empreses que no hi estan habituades, però com dius és clau identificar i involucrar-hi les empreses tractores del territori amb projectes de futur que "arrosseguin" la resta de pimes... I el talent és essencial, si les infraestructures (PCTs, CTs,...) disposen de bon personal, amb iniciativa i predisposició a polítiques innovadores, sí que realment són elements incentivadors en un territori; si pel contrari són simple totxo i sòl industrial, doncs en això es quedaran... Espero que entre tots anem trobant fórmules que fomentin la innovació, la competitivitat i la qualitat de l'ocupació.
Nutrició i Salut!
Ignasi