01 d’agost 2010

¿cómo crear una job-centric economy?


¿Podemos continuar creando puestos de trabajo? ¿Pueden las start up ser esa fuente mágica de nuevo empleo? No parece fácil. Estos días he encontrado referenciado un interesante debate en el blog especializado en Silicon Valley (http://www.startup-book.com/) sobre la capacidad de crear puestos de trabajo. Por un lado el estudio de la Kauffman Foundation sobre la importancia de las start up en la creación de puestos de trabajo en USA especialmente en época de crisis (http://www.kauffman.org/newsroom/u-s-job-growth-driven-entirely-by-startups.aspx) y por otro la posición del antiguo presidente de Intel, Andy Grove, que plantea un panorama distinto. Grove considera que la sistemática externalización de la producción en sectores como las TIC en China va impedir reproducir el círculo virtuoso de Silicon Valley con la creación de miles de puestos de trabajo vinculados a las grandes empresas que nacían de pequeñas start up en míticos garajes. Grove plantea que sin producción local no hay “job-centric-economy” (http://www.bloomberg.com/news/2010-07-01/how-to-make-an-american-job-before-it-s-too-late-andy-grove.html ) .

Y en el caso de Europa, ¿no deberíamos también hacernos estas preguntas? En vez de continuar insistiendo en emular Silicon Valley o en entelequias preciosas pero sin resultados relevantes como la de la Triple Hélice, ¿no podríamos pensar en nuestra propia vía a una “job-centric-economy” ? Nos va el futuro en ello.
(El detalle es de Piero della Francesca).

1 comentari:

02 d’agost, 2010 13:53
eri.funditec ha dit...

Una vez más Xavier realiza un comentario tremendamente acertado. La experiencia nos dice que el intentar reproducir modelos como los de Silicon Valley dentro de un marco totalmente diferente al que existía cuando nacieron suele ser un esfuerzo sin fruto alguno. ¿Quizás aquí nos enfrentamos a otra situación ya comentada en su anterior blog “La diferencia entre el fracaso y el error”?
Sobre el otro tema relacionado a la destrucción y creación de empleo un replanteamiento del sistema productivo es necesario y urgente. La falta de visión de los sucesivos gobiernos en las épocas de Jauja económica y la falta de valentía en las épocas de crisis nos ha dejado con una papeleta considerable y de difícil solución. El estado de bienestar está en peligro y los niveles de productividad son como mínimo preocupantes.
Quizás parte de la solución pase por las pequeñas producciones y servicios de alto valor añadido y un marco legal y fiscal que incentive cada vez más a aquellos que emprenden e innovan.