19 de setembre 2010

El cambio, quehacer cotidiano


Converso con una directora general de una organización notable, me habla de cambio, de compromiso y de frases que la inquietan cuando las escucha en las reuniones de dirección:


- Siempre lo hemos hecho así!
- ¿Esto me toca a mí ? no tengo claro que entre en mis funciones!
- ¿No me irás a quitar eso?

El cambio despierta miedos, altera intereses, también provoca ilusiones y se sustancia en innovación. Impulsar el cambio es un ejercicio cotidiano, no solamente urdido en grandes planes, si no forjado en pequeñas tensiones, pequeñas victorias, pequeñas derrotas del día a día. Reunión a reunión, con constancia, dando ejemplo, aprendiendo, liderando.


(El detalle es de M. Zoppo)

2 comentaris:

20 de setembre, 2010 08:54
eulalia ha dit...

El problema s'agreuja quan aquestes frases les diu "el director general".

20 de setembre, 2010 09:28
xmarcet ha dit...

Eulàlia, tens raó.....