El cambio, quehacer cotidiano


Converso con una directora general de una organización notable, me habla de cambio, de compromiso y de frases que la inquietan cuando las escucha en las reuniones de dirección:


- Siempre lo hemos hecho así!
- ¿Esto me toca a mí ? no tengo claro que entre en mis funciones!
- ¿No me irás a quitar eso?

El cambio despierta miedos, altera intereses, también provoca ilusiones y se sustancia en innovación. Impulsar el cambio es un ejercicio cotidiano, no solamente urdido en grandes planes, si no forjado en pequeñas tensiones, pequeñas victorias, pequeñas derrotas del día a día. Reunión a reunión, con constancia, dando ejemplo, aprendiendo, liderando.


(El detalle es de M. Zoppo)

Comentarios

eulalia ha dicho que…
El problema s'agreuja quan aquestes frases les diu "el director general".
xmarcet ha dicho que…
Eulàlia, tens raó.....