24 de desembre 2010

Baremar nuestro propio talento


Se acerca fin de año, días de balance. Más allá de los resultados empresariales, también podemos baremar nuestras capacidades profesionales. ¿Somos personas con talento? ¿Necesitamos mejorar nuestras competencias? ¿Cómo podemos saberlo sin caer en la autocomplacencia ni en una subestimación de nuestras posibilidades?


Hace años que digo a mis alumnos de MBA que si en tres años no tienen ninguna oportunidad seria que vaya más allá de su imaginación, deben reflexionar sobre sus competencias, su auto motivación y su compromiso. Y les añado que si en cinco años no surgen oportunidades verificables algo no va bien. Si nos pasa esto, lo peor que podemos hacer es pensar que es culpa de los demás y emprender la senda de la queja. Simplemente hay ser humildes para con nosotros mismos y tomar decisiones.


Los líderes tienen seguidores. La gente de talento tiene oportunidades.


Feliz Navidad. Bon Nadal.


(la imagen es de Andrea del Sarto)

3 comentaris:

26 de desembre, 2010 09:58
Andrés Raya ha dit...

En primer lugar desearos a todos las mejores y felices fiestas y que el 2011 os traiga cambios productivos, que te todo va a haber.

Definir el talento, transparentarlo y medirlo es una de las recomendaciones del informe AvanzaEspaña de la fundación Everis, la cual con un lenguaje super positivo introduce los cambios y transformaciones que son necesarios en la sociedad para afrontar los nuevos retos. En todas las áreas, en la educación, en la administración, en la empresa...

Y el talento es actitud, aptitud, ambición, voluntad, compromiso, motivación... y sobre todo sobre todo hacerlo...

Una vez más, mucho que luchar, mucho que trabajar, mucho que aprovechar oportunidades, mucho que divertirse...

Feliz 2011

26 de desembre, 2010 11:52
Miguel Carrion ha dit...

En todos los casos, tal como expresa Marcet, es acertado versar la toma de decisiones para el futuro profesional, basándose en la evidencia de la situación actual que puede estar viviendo un estudiante y dejar en el autoanálisis de su TALENTO la valoración de su éxito sobre oportunidades de tener un trabajo digno. Pilar Jericó estudiosa del talento también lo define este como: Conocimiento, Compromiso y Plan de Acción. Por mi sugiero añadir a estas acertadas definiciones del “ser o fracasar” el factor “fortuna” para lograr acertar en la puerta adecuada de esa organización empresarial que permita al “mastercito” formar parte de la misma. Para mí, es esta hoy, la gran dificultad aleatoria que castiga a mucha buena gente con talento probado y premia a otros que por privilegios ya entran hasta sin llamar. ¿Es culpa de los demás… la senda de la queja?... No es un consuelo en ningún caso, pero el estudiante que se ha formado y no encuentra su trabajo como el premio merecido, debe de plantearse dejar la posición de sumisión y organizarse para exigir a la sociedad y a sus dirigentes que es infame derrochar talento a cambio de empleos a dedo.

27 de desembre, 2010 09:13
xmarcet ha dit...

Gracias Miquel y Andrés por pasar por aquí, os deseo "virtú y fortuna" para ese 2011, un abrazo, Xavier