31 de desembre 2010

crecer, amenaza u oportunidad


Almuerzo con un empresario de los que ha hecho los deberes. Su facturación, de más de 120 millones de Euros, se ha recuperado del duro golpe de 2009 y ha regresado a niveles de 2008 gracias a aumentar un 30% la exportación. Escucho y aprendo. Está preocupado por qué muchos empresarios ven el crecer como una amenaza, como más riesgo y más complejidad. Se refiere al esfuerzo y sus palabras desde una humildad natural tienen todo el sentido. Considera que estamos acomodados y no queremos leer la realidad de España y de Europa en general: colectivamente hablando, otros se esfuerzan más que nosotros. Prima más el crecer poco y el vender lo que tiene dimensión que el afianzar la riqueza colectiva con empresas tractoras, que sean referencia y tengan dimensión. Habla de innovación y llega a la conclusión que la innovación atractiva por disruptiva es muy difícil dentro de las propias empresas, la burocracia y los éxitos del pasado la matan antes de nacer o la hacen nacer demasiado tarde.


Acabar el año con sus palabras sabias y su ejemplo de autoexigencia no deja de ser un lujo.


Os deseo un feliz 2011, con salud, con proyectos ilusionantes, con pocos disgustos.


(la imagen es de G. Arcimboldo).

1 comentari:

02 de gener, 2011 12:17
RFR ha dit...

Hola Xavier,
actualment treballo en una de les empreses antagoniques amb el perfil de l'empresari del teu comentari. Si més no, té tota la raó del món, encara que sigui una pena que part de la trajectoria dels emprenedors dels any 80-90 s'acabi en un tancament del projecte que vindrà el próxim quiqueni sense dubte. I el pitjor d'aquest casos es que han tingut l'oportunitat de ampliar el negoci peró per desgracia no han escoltat els joves com jo que tenien ganes d'apostar per la renovació de l'empresa aportant idees noves que haguessim comportat més facturació, aixó sí amb un esforç extra que no han volgut assumir.
Salutacions i bon any 2011.
RFR