04 de febrer 2011

Innovar es vender


La capacidad de vender tiene todo que ver con la innovación. En última instancia si la innovación que se lleva al mercado no se vende, quizás pueda dar prestigio, pero seguro que no da para comer. Encontrar el punto de encuentro entre la innovación que sale de la empresa y las necesidades del mercado es lo fundamental. A menudo, los vendedores deben ajustar sus propuestas y customizarlas para cada cliente, lo que les supone unos encontronazos no menores con la gente de operaciones y de finanzas que les espitan que si cada venta es un prototipo se pone en peligro la rentabilidad. Es una tensión intrínseca a un proceso por el cual cada vez más los clientes compran o alquilan una solución integral en vez de un producto o servicio.


La innovación ganadora es la que se vende. La innovación que no se vende es, como máximo, una dulce derrota. Innovar significa perder a menudo para ganar mucho más cuando se gana de verdad (es decir, cuando se vende).



(La imagen es de Dujardin).

4 comentaris:

05 de febrer, 2011 09:45
Luis Muñoz ha dit...

Xavier, fíjate si será así de claro, que el diccionario de la RAE define innovación como: "Creación o modificación de un producto, y su introducción en un mercado".

Inventar por inventar, lo que se hace mucho en universidades y organismos de investigación, sólo tiene un valor especulativo.

Saludos

05 de febrer, 2011 11:10
Feliu Mones ha dit...

La innovación ha de surgir de la detección de necesidades de la propia organización, a iniciativa propia, o por detección de los propios clientes. Si esta innovación no vende es que no hemos detectado adecuadamente las necesidades reales del mercado. Otra cosa seria innovar por innovar y que el resultado fuera un producto bonito esteticamente, pero sin utilidad

05 de febrer, 2011 13:19
Alejandro ha dit...

Hola,

no puedo estar más de acuerdo, sin que lo que se inició como un acto creativo no llega al mercado no se transformará nunca en innovación. Quizá esta sea la parte más dificil de todo el proceso, el aterrizaje en el mercado de las innovaciones.

Un cordial saludo
Alejandro

06 de febrer, 2011 18:29
Jjuan ha dit...

Cuanta razon. Ultimamente se ve cada vez mas la innovation de salon, solo de boquilla, aquella que solo repite lo que se ha leido en Twitter y no toma ningun riesgo. Aquellos que lo intentan, que fallan, que buscan nuevos caminos... esos son los que de verdad hacen avanzar.

Enhorabuena por el blog
JJ