03 de juny 2011

captar la atención de los mercados más que de las administraciones



En las últimas semanas he participado, ya sea como consultor o como discreto inversor, en la creación de diversas empresas. Siempre es un proceso ilusionante porqué viene preñado de futuro, para bien o para mal, y porqué indica arrojo, decisión, ansias de visión. En ningún caso se han creado las empresas porqué la administración les de subvenciones, simplemente si hay la posibilidad de ayudas se aprovecharán, pero el motor no son las subvenciones sino las convicciones asociadas a personas y mercados. No creo en las empresas demasiado pendientes de las subvenciones, las empresas deben estar pendientes de los mercados y creer en sus competencias.
En todos los casos ha habido liderazgo emprendedor. Lo que ha sido determinante, sin duda, ha sido el creer en personas que defienden proyectos, nunca se trata de proyectos apoyados en business plan que puede manejar cualquiera. La persona, el equipo, es la clave. En todas hay dudas, incertidumbre y mucho esfuerzo por venir. La realidad no cabe en los planes de negocio por bien hechos que estén. Ninguna de las nuevas empresas piensa simplemente en mercados locales, la lógica es, desde el nacimiento o a corto plazo, multiplicar mercados. Nunca es fácil conseguir dinero, pero el dinero no ha sido el problema si la solidez del proyecto y el equipo se ha percibido palpable. Generar confianza es la base para generar dinero. Todos los proyectos tienen base innovadora, definen nuevas propuestas de valor.
Me confiesa un buen amigo que el recorte real en los presupuestos para fomentar la innovación empresarial son devastadores en su comunidad autónoma. Los números se maquillarán para el público pero me confiesa que esta es la realidad que el maneja como director de innovación. No son buenas noticias. Son los tiempos que nos toca vivir. Lo importante es que haya gente que, a pesar de todo, decida comprometerse y emprender. Nacer sin ayudas es más duro pero mejora el sistema inmunológico.
Lo mejor en la vida es tenerlo todo, pero puestos a escoger, prefiero compromiso privado que subvención pública, mejor captar la atención de los mercados que captar la atención de las administraciones. Por pura sostenibilidad.






(Otro fondo arquitectónico de Carnevale)