09 de juny 2011

Poner un futbolín en la oficina y creerse Google



Hay quién cree que innovar es practicar una liturgia consistente exclusivamente en crear en base a convocar ideas en entornos inspiradores. Poder escribir en las paredes o hablar desde sillas psicodélicas. Para ellos, la innovación sucede entre happenings y brainstormings de gente “décontracté”. Como aquelarres corporativos sin corbata.




Sin condenar los ritos de la creatividad, al contrario, reivindicando la lateralidad y la mente abierta como condiciones para que fluyan nuevas ideas, defiendo que las ideas son la parte más inicial y quizás la menos complicada de la innovación. Son la chispa inicial (lo cual no es menor, sin ello no empieza el proceso) pero no son su sustancia. Son condición pero no son resultado.




Innovar es observar, crear, pensar, compartir oportunidades, construir soluciones nuevas, desarrollar modelos de negocio, diseñar procesos, probar, arriesgar, tomar decisiones comprometidas de inversión y hacerlo con el mejor talento posible. Puede ser muy divertido, se trabaja mucho y se asume un gran compromiso. Puede ser emocionante incluso cuando se fracasa. Es sobre todo, un proceso de cambio orientado a dar resultados desde nuevas soluciones.


Pero, no por poner un futbolín en la oficina vamos a ser Google.






(El fragmento es de Botticelli)

4 comentaris:

10 de juny, 2011 06:05
Anònim ha dit...

Muy bueno, Xavier. Algunos piensan que el futbolín es causa, cuando es efecto.

10 de juny, 2011 08:51
Paulino ha dit...

Acertadísimo Xavier. Creo que existe un error de enfoque en el tema creatividad - innovación.

es cierto que existe una deficiencia formativa en este campo en el que en el mejor de los casos nos conformanos con realizar los divertidos cursos de técnicas de creatividad...

Pero lo difícil es el siguiente estadio en el que fundamentalmente los directivos de las organizaciones deberían de manejar habilidades como la flexibilidad mental, fluidez, persistencia, curiosidad, iniciativa, asunción de riesgos.... para que la INNOVACION cristalice. Esto último no se aprende en cursos y está íntimamente ligada al talento.
Gracias por tus reflexiones!

11 de juny, 2011 13:13
Sr Intelligenius ha dit...

El sistema que tienen las empresas como Google para que sus empleados puedan desarrollar la creatividad, etc se llama co-creación y tiene su metodología. Las personas al ser libre, tener objetivos, tener sentido de pertenencia de la empresa, sentirse parte de un equipo, ser valorados como personas, como creativos esto es lo que estimula la co-creación.
Sr Intelligenius

20 d’octubre, 2011 02:11
Ignasi ha dit...

Yo vivi la experiencia convivir con un futbolin en la oficina durante años y lo peor no es que no fueramos Google, lo peor es que tampoco jugábamos bien al futbolin.