18 de juliol 2011

¿qué quiere decir esforzarse? 10 proposiciones sobre esfuerzo




Suscribo el discurso que debemos reivindicar la cultura del esfuerzo, tanto en el proceso de aprendizaje, como en nuestra actividad profesional o empresarial. Sin una dosis notable de esfuerzo no vamos a ser competitivos. La cultura del mínimo esfuerzo no debe ser jaleada como la habilidad de los espabilados, ni debe ser promovida por sindicatos anclados en viejos paradigmas.


¿Qué tipo de esfuerzo necesitamos? ¿Igual que se habla de tasa de esfuerzo financiero, por ejemplo cuando una familia quiere comprar una vivienda, podemos definir una tasa de esfuerzo profesional? ¿Podemos tener un criterio individual de si nos esforzamos mucho o poco en nuestro desempeño profesional?





Si habláramos de estructuras físicas, los tipos de esfuerzo serían: tracción, comprensión, flexión, cortadura, torsión. Pero en el ámbito profesional ¿Qué quiere decir esforzarse?





1. Dar respuesta a situaciones que tienden a estirar nuestras capacidades profesionales. Esforzarse quiere decir aportar más concentración, más competencia en la construcción de soluciones y en la toma de decisiones.



2. Ser capaz de resistir en coyunturas adversas. Demostrar en momentos de alta presión resiliencia suficiente.



3. Desarrollar mayor flexibilidad para afrontar procesos de cambio con actitud abierta para aprender y desaprender. Aplicarse en abandonar rutinas obsoletas y favorecer la innovación, ni que sea saliendo de la propia área de seguridad.



4. Aumentar la agilidad y rapidez en el desarrollo de aquellas operaciones que dependen de nosotros.



5. Quizás dedicar más tiempo al trabajo, pero sobretodo ser mucho más eficientes en el tiempo.


6. Dar mayor prioridad a la dimensión profesional sobre otras dimensiones vitales.



7. Procurar entender mejor la lógica cliente y comunicar mejor con él (aunque pueda ser pesado).



8. Pensar más, en más grande y aumentar el compromiso en los proyectos de innovación.



9. Intentar ostensiblemente ofrecer mejores resultados a partir de mayor intensidad cualitativa y cuantitativa en el desempeño.



10. Dejarse de tonterías.








(el detalle es de M.A, Buonarroti)

3 comentaris:

19 de juliol, 2011 12:28
Andrés Raya ha dit...

JE JE Genial, parecen los diez mandamientos con el décimo recapitulando todos los anteriores.
un abrazo.


pd permíteme un comentario que estoy seguro estarás de acuerdo sobre el del cliente, estamos muy poco habituados en general, no solo en las empresas publicas a tratar con el cliente, lo de que es un pesado no debe formar parte ni de nuestros pensamientos, empezamos por ahí y seguimos no escuchando....

19 de juliol, 2011 12:39
xmarcet ha dit...

jajajaja tens raó Andrés, Xavier

19 de juliol, 2011 16:55
Gabriela ha dit...

No comparto el "mandamiento" 6, priorizar la dimensión profesional. No necesariamente se es buen profesional si se prioriza en la lista de dimensiones vitales, en algunos momentos de la vida se requiere enfoque, pero el esfuerzo puede ser el máximo estando en segundo o tercer lugar de la prioridad vital.
Quiero decir, que no es condición de mayor esfuerzo ponerlo en primer lugar, sino mas bien debe tratarse de poner el máximo esfuerzo para el espacio prioritario designado.
Cuando el ámbito profesional se concibe como un espacio de autorealización, de felicidad, con independencia de su lugar en la lista de prioridades el esfuerzo debe responder a eso.
Por último otras dimensiones vitales que compartan la prioridad pueden impactar en ser mejor profesional, estar atento a la vida y las diferentes manifestaciones aportan mas elementos de juicio y experiencias para desempeñarse mejor, por ende hasta puede ser peligroso poner el foco o la prioridad en lo profesional, puede enceguecer o dejar fuera inputs vitales relevantes.