12 de setembre 2011

Antes, cuando hablábamos de gestión




Antes cuando hablábamos de internacionalizar queríamos decir exportar, ahora queremos decir producir desde el lugar  globalmente  más eficiente.
Antes cuando hablábamos  de innovación pensábamos en la secuencia I+D+i ahora sabemos innovar depende de algo más que acceder a nuevo conocimiento.
Antes cuando hablábamos de planificación estratégica queríamos ordenar las energías en objetivos, priorizarlas y ponerlas en contexto, ahora, conscientes de la aceleración del cambio,  hablamos de agilidad estratégica.
Antes cuando hablábamos de liderazgo pensábamos en carisma , ahora pensamos en coherencia, alineación, ejemplo, servicio.
Antes hablábamos de recursos humanos ahora ponemos el acento en  talento y el compromiso.
Antes relacionábamos comunicación con prensa ahora lo referenciamos al escenario de nuestra gestión.
Antes cuando definíamos red pensábamos en alianzas entre organizaciones distintas ahora lo imaginamos como partes de una misma cadena de valor.
Antes teníamos las marcas como la forma de expresar una diferencia, ahora buscamos la expresión de una vivencia.
Antes cuando hablábamos de producto servíamos una mercancía  cerrada, diferencial a poder ser, ahora migramos de producto a servicio en una ecuación definida por contenidos que se actualicen solos y se revaloricen.
Antes cuando hablábamos de crisis pensábamos en tormenta pasajera ahora ya no sabemos en qué pensar.


Antes y ahora, dos cosas son importantes en management: el crecimiento de las personas y el crecimiento de las empresas.  Las empresas crecen sostenidamente cuando saben hacer crecer a sus personas. La sociedades se vertebran desde empresas que saben crecer responsablemente.

No estoy seguro, pero creo que eso,  no cambia, ni cambiará.

(la imagen es de XM, col·lecció Pisa)

1 comentari:

13 de setembre, 2011 11:03
Miguel Carrión ha dit...

Estimado Gurú.
Antes alguien se preocupaba de las futuras generaciones, así lo vi en mi Padre que lo justificó dejando su juventud en la ya casi olvidada contienda progresista del 36. Hoy las empresas viven el día para sus propietarios y accionistas. La gente es una materia prima más en el proceso productivo. Para que la sociedad pueda lograr sus objetivos es necesario que haya alguien que piense y dirija y asuma, en términos generales, la responsabilidad. Antes alguien lo hizo… su silla, hoy, ha quedado vacante. Los ídolos sociales de ayer se han hecho todos ricos. Xavier, esto tiene mal arreglo, salvo que personas como tú asuman las sillas... para ordenar el futuro.