26 de setembre 2011

Management de una cierta proximidad




Me gusta pensar que la gente que se esfuerza por establecer lazos de complicidad cuando habla y cuando actúa es porqué han aprendido a ponerse más rápidamente en lugar de los demás sin necesariamente renunciar a sus criterios.  Las personas que transmiten una distancia altiva cuando hablan o no se interesan por los demás, o son muy lentos en ponerse en su lugar. Y me gusta pensar que esto es fundamental en el management y en el liderazgo.  La complicidad ayuda a la comprensión y la implicación,  la altivez crea barreras, aleja las personas, la mayoría de veces, innecesariamente.   Hay un management basado en un cierto sentido de alteridad, una cierta práctica de la proximidad.

(la imagen es de Antonio de Solario)

2 comentaris:

27 de setembre, 2011 08:02
Xavier Guilera ha dit...

Este management de proximidad que mucha gente aplica de forma natural es empático porque se basa en la humildad, en el espíritu de servicio, en valores sólidos como la corresponsabilidad, el esfuerzo o el respeto. Va ligado a la forma de ser de la persona. Es reflejo de su calidad. Al final, cada cual tiene su estilo de trabajar y de relacionarse con los demás. Y esto le define de forma determinante. ¿No es así?

28 de setembre, 2011 08:31
CarlosCosialsR. ha dit...

¿Qué es si no "management"? Gestión de personas. Aquellas que se formaron o cultivaron pensando que la gestión iba a ser de empresas, entendiendo éstas como balances y cuentas de resultados, descubren lo que ya intuían, que esas personas a las que tiene que gestionar son holgazanas y desinteresadas, por lo que aumentan sus razones para mantener la distancia. Sencillamente, no entendieron nada y, lo que es peor, singuen sin aprender que "management" es gestión de empresas de personas.