20 d’octubre 2011

5 puntos clave de la innovación en la administración



  1. Construir la oportunidad. Entender que en medio de la crisis más dura que sufrido la función pública en décadas, la innovación no es ni un divertimento ni una moda, si no parte de la solución. Haciéndolo igual, con menos se hace menos, la innovación (una vez soltada la grasa sobrante) es la única forma de hacer más con menos. Cuando más imposible parece más necesaria es la innovación.
  2. Coherencia.  Todas las administraciones predican la innovación, pero para los demás. Es hora de aplicarse el cuento, lo que es bueno para los demás también los es para la administración. Sin innovación, sin soluciones nuevas llevadas a cabo, es muy difícil generar valor público. Además sin innovación es difícil desarrollar y retener talento.
  3. Strategic Fit. Innovar no es coleccionar brainstorming y muchas pruebas piloto que se acaban en sí mismas. Innovar es implementar soluciones que impactan en los usuarios porqué les añaden valor o desarrollar soluciones más eficientes a la hora de producir servicios públicos. La innovación debe ser además estratégica, debe estar centrada en aquello que nos acerca a la misión y a la visión que la organización se propone.
  4. Definir un modelo de creación de valor basado en innovación. La innovación requiere un modelo para poder sistematizarse y orientarse a resultados. Construir un “Funnel” bien alimentado de nuevas ideas que respondan a retos estratégicos, que haga evolucionar oportunidades convertidas en proyectos de innovación con modelos sólidos de creación de valor público que sean  implementados, es fundamental. Y no para hacerlo una vez, si no para desarrollar una nueva manera de entender el management público, de modo que las administraciones cambien al ritmo que cambian sus contextos, gracias  la innovación.
  5. Liderazgo. La innovación genera cambio y el cambio en la administración despierta grandes “roadblocks” corporativistas. Sin liderazgo, sin compromiso de la alta dirección política y técnica no avanza la innovación , porqué además conlleva riesgo, es decir supone acertar en un entorno dónde también se fracasa y se procura aprender del fracaso.
(la imagen es de A. Melone)

1 comentari:

26 d’octubre, 2011 12:30
Ignasi ha dit...

llegint el teu post entenc perfectament perquè no s'innova a l'administració