14 d’octubre 2011

cuando la innovación adquiere sentido



La innovación adquiere sentido cuando es capaz de aunar el aumento de valor para el cliente con el aumento de los beneficios para la empresa. La innovación que fundamenta una diferenciación importante no recorta márgenes, normalmente los incrementa.

La innovación adquiere sentido cuando su danza de aciertos y fracasos se convierten en una dinámica de aprendizaje compartido que hace crecer a los profesionales que la impulsan.

La innovación adquiere sentido cuando es una agenda de suma y de resta, cuando incorpora unos productos y servicios al portfolio y retira otros. La suma infinita de innovaciones no constituye una estrategia de portfolio sostenible.

La innovación abierta adquiere sentido porque no busca necesariamente importar soluciones de fuera hacia dentro, si no que pretende inspirar a los que desde el conocimiento interno aprovechan inputs frescos, laterales, para construir nuevas soluciones.

La innovación adquiere sentido en la cuenta de resultados, y si es a la corta mejor que a la larga.


(la imagen es de Cosimo Turalas)