28 de desembre 2011

Apología de la síntesis




Leo en la contra de la Vanguardia la entrevista al matemático Michael Atiyah. No tiene desperdicio.  Habla de la importancia de desaprender, de cómo el saber puede lastrar la innovación, de cómo fluye la creatividad y habla también de la capacidad de síntesis.

Cada vez valoro más la capacidad de síntesis cómo un factor determinante en las habilidades profesionales. Dice Atiyah “ Creer que sabes disuade la innovación. (…) Los jóvenes se concentran mejor por pura fisiología. Dicho lo cual, añadiré que sólo en la madurez puedes sintetizar con originalidad y acierto. Tienes perspectiva”.

No sé si la síntesis es un signo exclusivo de la madurez (hay muy maduros muy poco sintéticos!) pero es evidente que a la capacidad de síntesis le conviene no necesitar decirlo todo, le conviene saber centrarse en lo relevante y decirlo de un fácil de comprender. Ciertamente la síntesis conjuga bien con la perspectiva.

En un mundo desbordado de información, la capacidad de síntesis es fundamental para elaborar y expresar posicionamientos y visiones potentes, es clave para centrar análisis que no caigan en la parálisis y es imprescindible para gestionar  procesos como el de la innovación que requieren seleccionar con sentido.

La estrategia gana con la síntesis igual que la comunicación gana con la brevedad.

La síntesis bien hecha no reduce si no que sabe estructurar la esencia y darle sentido.

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20111228/54241694041/sir-michael-atiyah-el-camino-mas-corto-para-crear-es-un-largo-rodeo.html 

(la mirada pertenece a una obra de Swabian)