12 de desembre 2011

Diferenciarse a través del sistema de comunicación personal



Una de las vías clave de diferenciación de las empresas y de los profesionales es el sistema de comunicación personal que han construido. En un mundo de sobredosis permanente de información, tener criterio sobre calidad y oportunidad de las fuentes de información y una enorme capacidad de síntesis que no bloqueen las decisiones (parálisis por análisis) es imprescindible. Usar una buena lista de información digital y convencional recurrente y perfilar un sistema propio de información permite ofrecer perspectivas distintas. Disponer de estrategias de búsqueda personalizadas y bases de datos propias es también diferenciador. Así mismo,  el modo cómo se usa el mix de comunicación es crucial. Cómo se combina el uso de la comunicación personal con las herramientas de que disponemos (teléfono, mail, Facebook, blog, Linkedin, Twitter, etc) es diferencial. Tener criterio del uso de cada cosa, del tempo de cada instrumento, del canal más eficiente en cada caso, es diferencial. Por descontado, también la intensidad y el equilibrio en el mix de comunicación.
En la vida profesional y corporativa lo más importante es aportar valor sostenidamente y saber venderlo, para todo ello la comunicación es fundamental y un factor de diferenciación muy importante. Construir un sistema de comunicación personal requiere criterio, requiere saber vincular comunicación con el proyecto profesional o corporativo, requiere pensar y escoger el mejor camino para expresar o para escuchar.
Nuestro rendimiento, es decir, nuestros resultados en un espacio de tiempo determinado, depende en gran modo del sistema de comunicación personal que nos hemos construido. 

(Esta arboleda de fondo atribuída al estilo de Patinir es la última de la colección)