07 de desembre 2011

lo que no arregle esta crisis....



Lo que no se arregle en esta crisis tardará  veinte años en tocarse. Desde la cohesión fiscal europea hasta establecer reglas de sentido común para los mercados (el capitalismo sin reglas nos ha llevado dónde estamos). Desde la revolución laboral (dudo que una simple reforma laboral sirva para países como España con 5 millones de desempleados) hasta un sistema financiero más sólido por innovador, no por especular con riesgos insensatos. Cada empresa debe hacer su propia revolución de competitividad y de inserción global en el marco de esta crisis durísima, revisar su portfolio y su agenda seriamente. Incluso creo que cada uno en nuestra casa debemos aprovechar la crisis para enfatizar el valor del esfuerzo y dar una señal clara a los que se están formando que no hay nada fácil sin compromiso y sin muchas horas de trabajo. Entender que la crisis es para todos pero que mientras unos no paran de quejarse otros emprenden y arriesgan para construir las oportunidades de la postcrisis.
Esta crisis es una magnífica oportunidad para aprender. El mundo del final de la crisis será distinto y requerirá una nueva cartografía personal, profesional y empresarial. Aprender de la crisis quiere decir ir pintando nuestros propios mapas de futuro. Inventar caminos.

(la imagen es de Paolo Veronese)

1 comentari:

08 de desembre, 2011 09:48
miguel ha dit...

Excelente, aguda y punzante reflexión. La personas,todas tienen que reinventase o lo pasaran muy mal. Los que más me asustan son los individuos "pasivos" que esperan que los demás le solucionen su futuro y hoy por hoy muchos son, hasta demasiados para un país como el nuestro.