31 de gener 2012

El Silicon Valley interno



Ya han pasado 12 años de un artículo mítico de Gary Hamel en la HBR (sept – oct. 1.999) sobre “Bringing Silicon Valley Inside” y me continua pareciendo fresco y un gran reto para las organizaciones de un cierta dimensión. Las empresas grandes tienen muchas dificultades en generar modelos de innovación que estén realmente orientados a resultados. Son organizaciones complejas dónde conviven aproximaciones y culturas diversas respecto de uno o de varios negocios que a veces rozan la pura contradicción.  Crear un torrente de innovación sistemático dinamizado por el encuentro de tres mercados internos: de ideas, de talento y de capital, continua siendo una gran propuesta y un proyecto de lo más estimulante.  Mercado quiere decir en este caso: encuentro transversal,  sponsoring y riesgo, emprendimiento interno, talento relacionado con ideas, etc. El Silicon Valley interno es todo lo contrario a la rutina de los silos. Crear un efecto Silicon Valley interno requiere  asociar oportunidades al desarrollo de nuevos liderazgos y nuevos talentos, permitir nuevos negocios asociados a capacidades emergentes.
Que la parte central del Funnel de innovación tenga forma de mercado interno no me parece ninguna tontería, que alguien de dentro apueste por proyectos desde el presupuesto de su área, que el talento se mueva a los proyectos más atractivos y que exista una ideación constante que alimente este mercado, es propio de una empresa innovadora, es decir, algo más que una empresa que hace innovación.

(esta imagen pertence a una obra atribuída al taller de Tiziano)

2 comentaris:

01 de febrer, 2012 09:08
Amalio A. Rey ha dit...

Xavier: Te confieso que siento cada vez más aversión al dichoso "Silicon Valley". Un palabro comodín que quieren copiar todos como un mimetismo vulgar. Una manifestación más de "pensamiento único". Pero no es tu caso, advierto. Era una "nota al margen" nada más. En cuanto a lo que dices de que: "la parte central del Funnel de innovación tenga forma de mercado interno no me parece ninguna tontería", me genera sensaciones contradictorias. Cuando explicas lo que es "mercado" en tu post creo que te faltó una palabra crítica: "competencia". Mercado interno es competir entre unidades o grupos o personas de la empresa. Si no, no sería un "mercado". Y yo creo, honestamente, que estamos más en tiempos de colaborar. En Silicon Valley se compite a lo bestia, es lo más parecido a la "mano invisible". Yo no sé si es eso lo que tendríamos que fomentar dentro de las empresas. Yo apuesto más por una especie de filtro que llamaría "colaboración meritocrática". Los tiempos están cambiando, Xavier...

01 de febrer, 2012 11:12
xmarcet ha dit...

Amalio, me haces pensar, y te lo agradezco. Lo de la colaboración meritocrática me suena bien (una pata del SV es el mercado de talento) si hay compromiso y el compromiso de los que invierten internamente es serio.
En cualquier caso lo importante es que con efecto SV o no, las ideas lleguen al mercado, en eso estaremos de acuerdo. Un abrazo y gracias por el comentario.