25 de febrer 2012

Formar parte del problema o de la solución




Muchos directivos cuando ven entrar en su despacho uno de sus colaboradores intuyen si es portador de un problema o de una solución. Hay personas que se especializan en problemas y otros que lo hacen en soluciones.  Las organizaciones viven de los que resuelven o disuelven los problemas más que de los engrandecen. Incluso algunos parecen ser muy buenos en crear problemas que después otros deben solucionar. Formar parte del problema o de la solución, es en gran parte una cuestión de actitud, es una manera de estar en las organizaciones y en el mundo.

¿Quiénes son los que forman parte del problema? En general, aquellos que no saben ponerse en el lugar de los demás. Los que tienen tirada al conflicto como a la forma de relación. Los que rezuman una actitud distante o hacen de su soberbia una  barrera más grande que la puerta cerrada de sus despachos. Los especialistas en resaltar las dificultades y los inconvenientes de cualquier novedad o innovación. Los abonados al vuelo gallináceo y de corto plazo. Los sectarios. Los que son profundamente estridentes en la reivindicación de derechos pero son olvidadizos en el cumplimiento de los deberes. Aquellos para los que toda negociación es de suma cero, ganar cuanto más mejor, como si no hubiese ninguna negociación futura más, como si el mundo no diera muchas vueltas. Una parte del problema habitual son aquellos para los que todo es culpa de los otros y adoptan la queja como hilo conductor de su vida profesional.
 
¿Quiénes son los que forman parte de la solución? Aquellos que inmediatamente después de comunicar las malas noticias aportan alternativas. Los dados a explorar salidas. Aquellos que presentan un compromiso asertivo, una forma positiva de involucrarse en los proyectos y en las organizaciones. Los que se arremangan y aquellos  a quien se encuentra cuando las cosas van mal.  Las personas que ponen pasión pero el entusiasmo no les hace perder la mesura. Aquellos capaces de desafiar las ortodoxias, de practicar el riesgo responsable que permite la innovación. Los que entienden el cambio, no como una catástrofe consubstancial, sino como la forma lógica de adecuarse a contextos cambiantes.  Los que son breves ayudan más a las soluciones que los pesados y los monocordes. Los que lideran equipos con generosidad y entienden el liderazgo como un servicio crean espacios donde las soluciones son más fáciles. Aquellos que procuran venir motivados  de casa y esperan que no los desmotiven. Los que tienen talento (también emocional) son parte de la  solución. Los que preguntan que pueden hacer personalmente por los demás, por su país, por su empresa, y lo hacen.

La pregunta sobre si somos habitualmente problema o solución, no es menor, es muy seria y pertinente.

Escribo estas líneas después de escuchar un acertado comentario de Carles Torrecilla en El Món a RAC1 en el sentido que la Unión Europea no debería llamar solo para dar malas noticias, simplemente porque no es la mejor forma de presentarse de parte de la solución.


(la imagen pertenece a una obra de Van de Velde)

3 comentaris:

26 de febrer, 2012 07:51
La Mercè ha dit...

Xavier, un post magistral (com molts altres). Mentre anava llegint no podia evitar fer l'exercici d'anar posant en una taula de dos columnes, les persones que formen part de la solució les que formen part del problema en en cada context de la meva vida. És un exercici poderós, realment.

El teu post m'obre molts interrogants, primer, entorn a la capacitat que tenim de canviar (a nosaltres mateixos i a altres persones) d'una columna a l'altra. Cada model teòric faria un plantejament diferent, suposo. Per exemple, el model de gestió per competències ho enfocaria com un entrenament dels patrons de comportament que caracteritzen un i altre perfil.

També se m'obren interrogants sobre si és o no desitjable que la majoria (o tothom) formi part de la columna de "les solucions"? És possible? Hem de reforçar la nostra relació amb les persones de la columna de les solucions i prendre distància de les persones que formen part del problema? (com si es tractés d'un procés de selecció).

Mercè

26 de febrer, 2012 12:23
tomas@cbsroses.com ha dit...

Estic totalment d'acord en l,article, toca el que per a mi es el principal actiu de tota organitzacio, les persones.
Som tambe el problema i la solucio, jo cada dia treballo per formar part de la solucio.

27 de febrer, 2012 12:55
Anònim ha dit...

Una faula que complementa perfectament l'article la podeu trobar al llibre:

"El principito se pone corbata" de Borja Vilaseca.