05 de febrer 2012

Los viejos y la innovación



¿La innovación es cosa de jóvenes? Seguro que sí y el mito de Zuckerberg – Facebook basta como ejemplo o el testimonio de la fantástica experiencia que viví en el proyecto YUZZ de jóvenes emprendedores este viernes pasado en Barcelona. Pero eso implica que,  la gente mayor (para algunos la frontera de los cincuenta es ya la edad del infierno) sea resistente a la innovación o no sea capaz de impulsar innovaciones radicales ????? La propia biografía de Edison, el padre de la innovación tal y como la entendemos, sirve para desmentirlo.  Hay viejos muy innovadores.  

He vivido con fruición cómo un gran empresario electrónico, con sus más de setenta años, recuerda con ilusión cuando innovaban en una caja de puros y recrimina a su departamento de I+D y a sus jóvenes directivos ser demasiado incrementales, demasiado temerosos. A veces, los mayores sienten que ya no tienen tanto que perder y redoblan sus apuestas de innovación, quieren innovación auténtica, rompedora. Eso me cuentan de un gran editor. Eso ha hecho Josep Tragant en Compact Habit desafiando adversidades. Eso veo cuando leo a gente fresca e inspiradora como John Seely Brown o el fantástico proyecto de acelerar la innovación www.yourencore.com a través de ingenieros jubilados. Eso hemos recordado estos días con la muerte de Ricardo Fisas de Natura Bissé que empezó su proyecto a los cincuenta años.  O el incombustible Gabriel Ferraté que, a sus ochenta años, impulsa un modelo radicalmente innovador de escuela secundaria mucho tiempo  después de haber gestado la Universitat Oberta de Catalunya.

No es la edad,  es el open mind y el miedo a perder, en el mantener la capacidad de arriesgar y la ilusión. Es de Perogrullo pero me gusta repetirlo.

Hay jóvenes con mente cerrada y sin ninguna capacidad de riesgo y hay mayores con mente inquieta y  poca aversión al riesgo. A veces la experiencia se metaboliza en confort y  resistencia al cambio, pero a veces la experiencia se plasma en coraje por desaprender y arriesgar innovando.

(el caballo pertenece a una obra de Abraham Van Carlraet)

2 comentaris:

06 de febrer, 2012 10:34
La Mercè ha dit...

Afirmacions com "el jovent és innovador" "la gent gran té resistència al canvi" es desprenen de les anàlisis estadístiques, L'estadística té això, que posa èmfasi en la normalitat (tal com la va definir Gauss) que equivaldria també a la idea de "mediocritat". Si busquem l'explicació de les coses a través del que diuen les estadístiques, ens oblidem que el canvi social l'impulsen i promouen les minories socials, justament qui està fora de les explicacions estadístiques, fora de la "normalitat".

L'estadística ens permet simplificar la realitat, però en fer-ho només expliquem allò que és comú (que no necessàriament és allò que més convé conèixer.

06 de febrer, 2012 20:24
Anna ha dit...

La innovació és quelcom inversament proporcional a la "motxilla" que carreguem: prejudicis, pors... Demempallegar-se o no és quelcom aliè a un criteri d'edat. És més, m'atreviria a dir que la trajectòria caminada sovint ens porta a decidir que és hora de desaprendre, de deixar anar llast i fer lloc per a nous plantejaments. De tot plegat, em quedo amb la combinació equilibrada que proposa l'auguri italià: "l'entusiasmo di un bambinoe pensieri da uomo". Com sempre, gràcies per la reflexió!