31 de març 2012

Emprendiendo en la semana de la huelga general



Esta semana hemos estudiado cuatro nuevos modelos de negocio, uno vinculado a un nuevo concepto de retail, otro relacionado con nuevas formas de pago, otro con un concepto revolucionario de visitar ciudades y finalmente uno sobre una plataforma de servicios abiertos. No es muy diferente a lo que pasa cada semana. Hay una parte del país que está “bolling” literalmente de emprendimiento.

El mismo día de la huelga general tuve un contraste personal que me dejó muy afectado. Salía de una reunión dónde la adrenalina emprendedora estaba al máximo desmenuzando un proyecto de negocio de los que realmente empiezan pensando en grande. Al salir a la calle me encontré con la peor faz del vandalismo totalitario que estaba destrozando la ciudad aprovechandose de la huelga, rompiendo mucho más que el mobiliario urbano, rompiendo los hilos básicos de convivencia social. De la máxima creación a la máxima destrucción ( además nada que ver con la destrucción creativa de Shumpeter).  La realidad es poliédrica siempre, pero hay días que nos permite vivir en directo sus caras más alejadas.

Constato un notable avance en iniciativas individuales de emprendimiento. No hablo de iniciativas institucionales más o menos acertadas, que también, hablo de emprendedores que optan por vocación, sin subvención, por este proyecto de vida profesional. Hablo de emprendedores de cuarenta años y más que con toda la ilusión, y un poco más de networking y experiencia que los emprendedores precoces de ventipocos años,  arriesgan su dinero, arriesgan su tiempo y optan por crear empresas en tiempos de adversidad. Ahora es el mejor momento para crear empresas,  aprovechando que otros están  agazapados por la crisis y  sabiendo que crearemos empresas con un sistema inmunológico fuerte. Si creamos una empresa ahora que todo es cuesta arriba luego nos debería ser más fácil adaptarnos a turbulencias que todavía no podemos imaginar.

Quiero poner un contrapunto de optimismo a esta semana. Hay una franja de gente que pasó toda la semana perfeccionando modelos de negocio,  reuniéndose con venture capital, hablando con posibles proveedores y mirando cuantos meses podían resistir sin cobrar más que de sus ahorros. Esta gente, que no sé si trabajó el jueves o no, pero esa gente están del lado de la solución. Eso sí lo sé, sin duda.

(la imagen pertenece a una obra de Giovanni Girolamo Savoldo)

1 comentari:

02 d’abril, 2012 09:56
eulalia ha dit...

Sorpresa en la semana de la Huelga: visité a un rector de una de las mejores universidades de Catalunya para realizar contactos. Su saludo: te he recibido por tu empuje (empenta en català) pues me ha sorprendido. Sorpresa la mia, de ver sorprendido a alguien delante de una persona sin trabajo y que considere que tener empuje es algo inusual. Que esperan que nos quedemos sentados esperando que alguien nos llame? si el rector de una universidad piensa así, como van a pensar los alumnos de su universidad? vamos mal!!!!!!