16 de març 2012

A favor de la historia




En cualquier proyecto profesional es bueno tener la sensación de que vamos a favor de la historia. Compartir una cierta convicción de que empujamos el futuro con sentido.  La sensación contraria, que dedicamos esfuerzo a proyectos caducos es muy poco motivadora.  Cuando operamos con esquemas que creemos superados  sentimos cómo nos cuesta comprometernos con lo obsoleto.  Ya sé que el concepto de progreso ha sido ampliamente discutido,  pero a mí siempre me ha gustado trabajar en organizaciones, en culturas, en propuestas que me hacen sentir que lo que creamos forma más parte del futuro que del pasado. La innovación me hace sentir esto, me hace sentir que vamos en el sentido de la historia. 

(la imagen pertenece a una obra de Vicenzo Catena)