12 d’abril 2012

Los años dan aprecio a la autenticidad



A partir de un momento determinado de la vida profesional resulta entre ridículo y patético continuar aparentando saber lo que no sabes. Al empezar, es más difícil de resolver , hay que hacerse un espacio que permita adquirir experiencia profesional y la tendencia a sobreactuar es más entendible que disculpable. Pero a partir de cierta edad, lo que cuenta es poder expresar con tanta rotundidad la competencia como la ignorancia. No tener miedo a la ignorancia por haber construido desde una cierta competencia.  

Nada nuevo después de Sócrates, lo sé.  

Los años dan aprecio a la autenticidad y aumentan el recelo ante la tontería.


(la imagen pertenece a una obra de Rembrandt)

1 comentari:

13 d’abril, 2012 09:09
C. Aguilera ha dit...

A algunos, que no a nosotros, claro está, les costó milenios entender por qué es tan importante dejar que el "nuevo té haga salir al viejo té".

Saludos