05 d’abril 2012

Universidad. Algunas preguntas para compartir



La crisis económica no debería ser una excusa para hacernos determinadas preguntas sobre nuestra universidad. Con suerte,  debería estimular más innovación en las respuestas.  Hace días que me hago algunas preguntas que comparto habitualmente con gente que tiene responsabilidad en el mundo universitario y que me gustaría compartir hoy aquí. Son preguntas dispersas, sin relación directa, pero que creo son pertinentes.

1. El gran crecimiento de las universidades asiáticas, el gran número de graduados recientes, por ejemplo el ejército de centenares de miles de ingenieros que ponen en el mercado curso a curso ¿cómo nos afectará? El primer gran síntoma es la conocida como “innovation reverse”. ¿simplemente,  lo contemplamos? ¿es una oportunidad? ¿es una amenaza?

2. El proceso de globalización de la educación superior parece que tiende a la concentración de grandes marcas. ¿cómo nos afectará ? ¿quién tomará la iniciativa?

3. Los límites de la financiación pública a las universidades parecen evidentes en los próximos años en Europa (en España más). ¿hay alguna alternativa o algún complemento al llanto corporativo? ¿ se pueden buscar realmente nuevas formas de ingresos? ¿debemos limitarnos a contemplar el declive?

4. La descomposición evidente de la linealidad I+D+i , ¿no debería hacer repensar a las universidades su papel en el proceso de valorización del conocimiento ? ¿ no deberíamos ir un poco más allá de la famosa triple hélice que tan escasos resultados nos ha dado?

5. Internet cambió la forma de innovar y estableció un nuevo paradigma de innovación abierta que permite dinámicas colaborativas entre empresas que aceleran así la llegada de nuevos productos y servicios al mercado. ¿porqué no ha pasado lo mismo con la open science que con la open innovation? ¿porqué las lógicas son muy distintas y los actores también? ¿porqué el sistema de estímulos y presiones es distinto?

6. Las organizaciones que ganan influencia son aquellas que tienen una gran capacidad de innovar y de adaptarse a contextos diversos. Algunos de estos contextos los crean los propios innovadores, otros son producto de la crisis y se presentan como contextos adversos. ¿las universidades no deberían plantearse seriamente la innovación? Sorprende el poco debate entorno a la última obra de Christensen y Eyring  “The innovative university”. Hasta ahora las universidades han sido perfectas para autodiagnosticarse pero no para cambiar fluidamente.

7. La universidad híbrida, esa fórmula de blended learning que se abre paso ¿no merece reflexión seria? Que universidades como el MIT avancen en los “open course” o que cada día se nutra más el número de universidades que ofrecen cursos desde iTunes ¿no puede ser algo disruptivo a la larga?

8. En un mercado laboral cada vez menos permeable a los graduados universitarios ¿no debería estimularse mucho más radicalmente una formación en T shape? Es decir, a parte de profundizar en algo, no deberían tener mucha más importancia factores como la innovación o el emprendimiento en lo que se aprende en la universidad? ¿ o es que faltan innovadores y emprendedores de verdad en este entorno?

9.¿de qué forma la sociedad puede comprometerse más en el cambio de las universidades? Es fundamental que, más allá de las críticas lógicas, la implicación de los sectores más innovadores y dinámicos de la sociedad sea muy importante para con la universidad y así compensar el sistema de bloqueos corporativos que nacen de la academia ante cualquier cambio serio.

10. Las universidades que cuentan son aquellas que tienen sistemas radicalmente meritocráticos (en alumnos también, en profesores e investigadores por descontado). Aquellas universidades que emprendieron la senda de la mediocridad (endogamia y provincianismo) ¿tienen arreglo?¿alguien con talento se siente atraído por entornos mediocres? ¿cómo superar la espiral de mediocridad que muy a menudo consume grandes recursos públicos?


No sé si todas estas preguntas están bien formuladas. Probablemente, no. Pero de lo que estoy convencido es que sería muy interesante que cada universidad se preguntara cómo aplicar nuevas respuestas a sus vectores clave de futuro y lo compartiera con su entorno. La universidad vivirá cambios muy intensos en la próxima década, sin duda. El diagnóstico no será suficiente, la innovación se hará imprescindible.

Decía Albert Einstein: “Insanity is doing the same thing over and over again and expecting different results”.

(la imagen pertenece a una obra de Rembrandt)

7 comentaris:

06 d’abril, 2012 10:54
Joan Badia ha dit...

Excel·lent comentari, Xavier. Però hi trobo a faltar alguna pregunta sobre la funció bàsica de la universitat. El que avui se sap de l'aprenentatge és moltíssim. Però la mateixa institució que ho sap i ho ha investigat no ho aplica: classes magistral, ignorància de com s'aprèn, mètodes més que obsolets... continuen conformant el panorama de la docència. I mentre no toquem aquest punt, em temo que la resta no es plantejaran mai en profunditat.
És només una opinió.
Joan Badia

06 d’abril, 2012 11:27
xmarcet ha dit...

tens tota la raó Joan, hi falten preguntes sobre el cor de la universitat, també. gràcies pel comentari per passar pel blog. Xavier

06 d’abril, 2012 14:58
Miguel Jaime ha dit...

Ya están cambiando algunas universidades del mundo. Lo que sucede es que en Europa sólo lo están haciendo en los países nórdicos. El cambio fundamental debería ser hacia la universidad reflexiva: aquella que no se preocupa tanto por preservar el conocimiento como por adecuarlo a las necesidades del presente.

Las universidades instrumentales (las fieles a aquella razón instrumental que tanto criticaban y con razón Adorno y Horkheimer) no reaccionarán. Lo que me temo que acabará pasando es que la sociedad "montará" sus universidades alternativas, como de hecho ya han comenzado a hacer algunas empresas (universidades corporativas)y algún que otro profesor por su cuenta y riesgo, como el Professor Thurn, que dejó su plaza de catedrático en Standford (con unos 200.000$ aprox. de sueldo al año) para darle clases a cientos de miles de alumnos a la vez (yo estoy orgulloso de haber sido uno de sus primeros alumnos globales de inteligencia artificial).

La aceleración que ha traído la globalización y esta crisis estructural dejará atrás a muchas instituciones tal como las conocemos hoy. Puede que las universidades tradicionales acaben disputándose su puesto en la sociedad con las Academias, que ultimadamente están mejor preparadas para eso de preservar el conocimiento.

06 d’abril, 2012 21:18
xmarcet ha dit...

Miguel Jaime, comparto contigo que en los próximos años los cambios se acelerarán y aparecerán muchas universidades de nuevo cuño, con una capacidad de adaptación al entorno y de impacto muy distintas. Gracias por el comentario y por pasear por el blog.

12 d’abril, 2012 16:28
Sergio Garcia ha dit...

Interesante artículo que se basa en la necesidad de que la Universidad comienza a andar o incluso a correr para adaptarse al tiempo que vivimos, ya que no debe ser una biblioteca de conocimiento donde se almacena sino potenciar su labor de difusión y promoción. Quisera centrarme en aquella spreguntas que mejor puedo comentar:

La financiación pública tiene un tope y así debe ser, el resto deberán buscarlo en la financiación privada, ya que el salto entre universidad y empresa es demasiado amplio. La empresa prefiere a los centros tecnológicos porque los considera más afines a sus neceasidades, pero las universidades tienen los medios y el personal para dar servicios avanzados a las empresas. No existe esa cultura en la universidad.

LaUniversidad es demasiado inmovil, o tiene una normativa demasiado rígida, no hay más que participar en un proyecto con una universidad para sufir su burocracia y su poca flexibilidad y adaptabilidad. La gestión de las universidades deberá ser más rápida y efectiva. Por otro lado su enseñanza deberá adaptarse a la internacionalización, innovación y creatividad. se debe reforzar los estudios con actividades complementarias centradas en las últimas tendencias.

Enhorabuena por tu interesante blog.

un saludo,

18 d’abril, 2012 13:47
xavi ha dit...

Hola Xavier,

l'espai d'innovació del campus Catalunya Sud ja está agafant forma sota la excel·lent direcció d'en Francisco Andrade!

Et passo un link on pots trobar discussions sobre el teu article, ens ha donat molt què pensar!
Si t'animes inclús estaríem molt contents que participessis al nostre web

http://innopoint.ning.com/group/innovacio-tambe-al-sector-public/forum/topics/universitat?xg_source=activity

18 d’abril, 2012 16:02
xmarcet ha dit...

Moltes gràcies Xavier per haver organitzat un petit debat al voltant d'aquestes idees, m'ha semblat interessant i una bona ocasió per aprendre els uns dels altres. Xavier