01 de juliol 2012

¿los emprendedores son los buenos y los empresarios los malos?



Hay un relato del emprendimiento que se repite por doquier, cual nuevo demiurgo. Se trata de imaginar ejércitos de emprendedores que multiplican la prosperidad o remontan las crisis. No es un relato o un deseo equivocado, pero su materialización no es fácil puesto que detrás del emprendedor hay, ni más ni menos que una cultura, una forma de entender la vida. Las culturas no se instauran por decreto ni las inercias se disuelven con reglamentos.

Para ser emprendedor no basta con pedir subvenciones, hay que vencer la aversión al riesgo y hacer algo más que tener ideas: esforzarse seriamente para implementarlas. Hay que saber concebir y expresar las propuestas sintéticamente, desarrollar su factibilidad y probar suerte. Hay que saber redactar business plan para poder constatar que la realidad no cabe en los planes pero que estos sirven para construir criterio mientras los modificamos. Hay que tener hambre, muchas ganas.  El relato siempre es benévolo con los emprendedores, incluso cuando aborda el fracaso. Pero emprender es duro, ni que se haga en equipo. Emprender, fracasar y volver a emprender, es todavía más duro. No se trata de héroes, simplemente de gente con convicción y un propósito que les mueve todas las horas.  Se emprende porqué se quiere desplegar una oportunidad y darle forma de empresa, pero también se puede emprender pensando en mejorar la sociedad.

Se puede emprender porqué se entiende que hacer empresa es, no solamente enfrentar un reto personal, si no una forma de vertebrar la sociedad, de combinar responsabilidad personal con responsabilidad social. Las nuevas empresas de los emprendedores deberían compartir más valores con la sociedad, desde el principio.

¿Los emprendedores lo son mientras se trata de empresas jóvenes,  pequeñas y muy "tech"? ¿cuándo las hacen crecer ya son empresarios y, por tanto ya se les puede denostar? Nos interesan emprendedores que hagan crecer sus empresas y que demuestren que el trade – off entre empresa y sociedad es falso porqué saben compartir valores que hacen crecer a ambas. Los emprendedores no son los buenos y los empresarios los malos, detrás hay el mismo riesgo, el mismo esfuerzo y deberían haber los mismos valores. 

Me viene a la cabeza una de esas frases que Churchill dejó para la eternidad : “Some see private enterprise as a predatory target to be shot, others as a cow to be milked, but few are those who see it as a sturdy horse pulling the wagon”.

(el dibujo pertenece a una obra de Leonardo Da Vinci)

4 comentaris:

01 de juliol, 2012 11:30
Kotxean ha dit...

Xavier!
Primero decirte que llevo varios meses siguiendote con entusiasmo a través de la suscripción de tu blog. Me interesa mucho lo que escribes, aprendo contigo y además me inspiras en mi trabajo.
Son muchos los posts que te he leído que me han parecido geniales...y éste además de parecermelo, me ha tocado la fibra, porque es un tema que venimos trabajando con cierta intensidad en el Foro de Emprendedores de Adegi (adegi.es/foroemprendedores) que dinamizo y en el que estamos integrados una cuarentena de emprendedores.
Gracias Xavier por todo tu conocimiento y valores que transmites, y que suscribo plenamente.
Un abrazo. Te acompaño

01 de juliol, 2012 11:37
xmarcet ha dit...

Gracias a tí por seguirme, me parece muy interesante lo que hacéis, gracias por pasarme vuestra URL, un abrazo, Xavier

02 de juliol, 2012 09:25
Miguel Carrión ha dit...

Magnífico post Xavier,Este punto,… “deberían haber los mismos valores… hoy desde el AVE me suscita la reveldía.
Justo ahí es surge de las entrañas de muchos consolidados empresarios su despotismo capitalistas de olvidarse de los que empiezan como si ellos fuesen a vivir durante toda la eternidad. Dentro del mantra de las organizaciones empresariales debería privar el ayudar a los que empiezan simplemente por un efecto Darwiniano. Empresas como La Caixa, Telefónica, Agbar… y mil más. ¿Se acuerdan de que una vez ellos tuvieron unos fundadores emprendedores? ¡NO!, Esta visión de “empresarios monopolistas” en el poder, son la aversión a que el ciudadano los vea de color gris codicia. Estimular a las nuevas generaciones para que despierten el espíritu de emprendedor que muchos individuos llevan dentro de su mente (los sajones definen como Entrepreneurship) y crear ayudas, de verdad, para ello, sí haría cambiar el criterio de “malos” por el de “necesarios” para el progreso de la sociedad.

02 de juliol, 2012 09:32
eulàlia ha dit...

Hola Xavier
En relació a aquest tema trobo que hi ha molt snobisme en tot plegat, i molts no deixen de ser "autònoms" però com que no queda ve dir que ets un "autònm" aleshores dius que ets un emprenendor.

Ahir vaig llegir un article a l'ara empren que em va fer riure. Potser una mica desbarrat però amb un rerafons de raó.

http://www.ara.cat/premium/suplements/emprenem/Que-guais-que_0_728927118.html