17 de setembre 2012

¿cómo hacer de la universidad una organización innovadora?




Hacer de la universidad una organización innovadora no es muy distinto que hacerlo de cualquier otra organización pero, lógicamente tiene sus singularidades. Más allá de que de algunas universidades hayan salido grandes propuestas de innovación y spin – off de referencia, lo cual no es menor, las universidades en general no son organizaciones que destaquen por aplicarse la innovación a sí mismas, son más bien proclives a recetar la innovación a los demás y excusarse en la púrpura académica.

Comparto con vosotros 10 vectores clave para hacer de la universidad una organización innovadora:

0. Voluntad de cambiar para no perder de vista el cambio externo, para poder continuar ofreciendo valor a estudiantes, a empresas, a la sociedad en general.

1. Definir retos estratégicos clave que pueden ser más fácilmente alcanzados desde la innovación que desde la planificación estratégica.

2. Apostar por una cultura innovadora, capaz de cuestionar ortodoxias, de abrazar la lateralidad, de arriesgar emprendiendo nuevas soluciones.

3. Definir un modelo de innovación que permita sistematizar la innovación como algo continuo, no como algo esporádico y periférico.

4. Dedicar talento a la innovación como institución, crear equipos de innovación con capacidad de aunar creatividad y disciplina de cambio. En las universidades se generan muchas ideas pero la ratio de innovación es muy baja.

5. Estar atentos a los riesgos de disrupción, no todo el mundo puede ser Harvard y fenómenos como los MOOC no son ninguna tontería.

6. Establecer una verdadera vigilancia tecnológica que permita ayudar a aprender de modos más eficientes, usando nuevas palancas para ello, como las redes sociales.

7. Aprovechar los beneficios de combinar talento interno y talento externo a la hora de innovar desde una clara apuesta por la innovación abierta.

8. Explorar nuevos modelos de negocio, los actuales serán cuestionados y se ven como claramente insuficientes en muchos sistemas universitarios.

9. Definir una nuevo paradigma de tech transfer, la vieja ecuación universidad – empresa hace aguas desde que que se rompió la linealidad I+D+i.

10. Establecer una gobernanza que se aleje del corporativismo y sea capaz de asumir la innovación y el cambio sin traumatismos infinitos. 

(la imagen son otras manos de Bellini)


7 comentaris:

17 de setembre, 2012 16:36
Martin Felix ha dit...

Hola Xavier,
muy interesante su post, le sigo bastante y es un referente para muchos.

Comparto con usted gran parte de los lineamientos puntuales del texto. Aunque, tengo algunas dudas:

1.- Normalmente hay un organismos interinstitucional universitario de monitoreo de la transferencia tecnológica a los sectores productivos.

2.- Si que es interesante, la creación de un Consejo Catalán de de Innovación constituído por expertos en innovación, que permita generar políticas en innovación y transferencia tecnológica, en el marco de la Ley de Ciencia catalana.

3.- La organización de gobierno de la Universidad catalana está siendo analizada por la secretaria de universidades. Es posible que tengan un plan de gobernanza para universidades.

Muy interesante sus lineamientos puntuales.

Saludos muy cordiales,
Martin.

18 de setembre, 2012 08:28
Amalio Rey ha dit...

Lo paradójico (o no) de esto que dices es que cualquier equipo rectoral de cualquier universidad española, incluidas las más mamuts,estarían dispuestas a suscribir la totalidad de tu catálogo, salvo el punto-10. Y esta excepción explica que después no cumplan ninguno de los nueve anteriores. Vamos a tener que concretar más para que la "rendición de cuentas", al menos en las universidades públicas, sea con luz y taquígrafo. Creo que hay pocas instituciones, después de la iglesia, donde haya más doble moral ("haz lo que digo, pero no lo que hago") que en nuestras universidades.
Un saludo

18 de setembre, 2012 10:07
xmarcet ha dit...

Amalio, completamente de acuerdo, gracias por tus aportaciones, igualmente agradecido martín que pases por el blog y podamos compartir opiniones, sois muy amables. Xavier

18 de setembre, 2012 10:07
xmarcet ha dit...

Amalio, completamente de acuerdo, gracias por tus aportaciones, igualmente agradecido martín que pases por el blog y podamos compartir opiniones, sois muy amables. Xavier

18 de setembre, 2012 10:18
Luis Muñoz ha dit...

Sólo hay una palanca que puede obligar a las universidades y es la financiación. Progresivamente las universidades deberían financiar sus costes reales con los servicios que prestan: formación, a todos los niveles, investigación e innovación. Mientras sus ingresos provengan de los presupuestos poco hay que hacer.

Por qué no se hace? Por la capacidad de desestabilización social que se le atribuye a la Universidad y por el complejo que arrastran los dirigentes políticos en relación con la Universidad para que esta sea realmente autónoma.

18 de setembre, 2012 11:08
Miguel ha dit...

Una “diana 10”, los 10 vectores. Pero, la gobernanza en la universidad está politizada (puedo dar fe de ello). Hace falta y esperemos que pronto ocurra una praxis de justicia para que la teoría moral y la ética surjan desde la voz intelectual de muchas docentes con voluntad de innovar y hoy inertes en su propia soledad. “La ética es una práctica de la política”… esto ya lo razonaban Platón y Aristóteles y hay que reinventarlo en la universidad (sin traumatismos). El punto de partida “ofrecer valor a los estudiantes” es el objetivo. La universidad para educar en la libertad a estudiantes. Pero la realidad es que para muchos que han logrado ser parte de su organización es simplemente su medio económico perdiendo de vista el core social de la universidad. Gracias Xavier por esta inteligente andanada.

18 de setembre, 2012 11:13
xmarcet ha dit...

GRACIAS a vosotros Luís y Miguel por pasar por el blog y enriquecerlo con vuestras aportaciones