21 de setembre 2012

Conclusiones Seminario Universia "La universidad innovadora" Miami 18 -21 Sep. 2012




1. La universidad hasta ahora ha recetado más innovación a su entorno que se la ha aplicado a sí misma. Convertir a la universidad en una organización innovadora es una gran oportunidad, de diferenciación y de generación de nuevas formas de valor para atender a sus  usuarios / stakeholders.

2. Convertir a la universidad en una organización innovadora significa sistematizar la innovación, que no pase esporádicamente y aplicarla  estratégicamente.

3. Desplegar un modelo de innovación es otro modo, complementario o alternativo, de gestión estratégica de la universidad más allá de la planificación estratégica clásica.

4. Debatido en el seminario cuáles son los ámbitos universitarios en los que sería conveniente centrar las energías de innovación aparecen claramente tres referencias: la necesidad de diferenciar unas universidades que son demasiado iguales entre ellas, la necesidad de desarrollar nuevas formas de aprender e imaginar nuevos modelos de negocio asociados a las mismas y la necesidad de gestionar mejor el talento.

5. Un modelo de innovación en la universidad debe permitir abordar la aplicación de nuevas soluciones gracias a un desarrollo cultural que permita cuestionar ortodoxias y superar inercias,  gracias al establecimiento de un modo de trabajo permita iterar las ideas, filtrándolas y mejorándolas hasta su aplicación.  Un modelo de innovación debe ser capaz de focalizar el proceso, dotarlo de gran creatividad y, a la vez, de  mecanismos eficaces de aplicación. Tener ideas no es innovación, aplicar ideas nuevas es innovación.

6. Para desplegar un modelo de innovación es muy importante la implicación de alta dirección de la universidad, así como es recomendable crear un comité de innovación que pueda impulsar el proceso enriquecido con una participación muy transversal. El Comité de innovación debe tener vinculación con el equipo de dirección pero no confundirse con él.

7. La universidad además de aplicarse la innovación a sí misma y devenir más competente para desplegar su misión de un modo distinto, pero es también  palanca de innovación para las empresas. Pero los procesos son distintos y en el caso de la innovación aplicada a la misma universidad no deben confundirse estos procesos con los procesos clásicos de investigación.

8. A lo largo del seminario han ido apareciendo riesgos claros de disrupción en una educación superior que identifica síntomas de cambio evidentes, cómo la aparición de los MOOC o cómo la pérdida del monopolio de la educación superior. Estas cambios de entorno, recomiendan universidades mucho más flexibles y con mucha más capacidad de definir nuevas propuesta y aplicarlas. Por ello, y viendo especialmente lo que ha sucedido en muchos otros sectores, entendemos que desplegar modelos de innovación en las universidades las prepara mucho mejor para los retos que deberán enfrentar.

9. Innovación y emprendimiento van de la mano. La universidad innovadora es una universidad emprendedora, en la que el talento creativo y con iniciativa protagoniza el modelo de innovación y procura alcanzar los retos estratégicos impulsando nuevos proyectos.

10.La innovación implica riesgo, pero el gran riesgo de las universidades puede ser no innovar.

(La imagen es de Giovanni Bellini)