02 de novembre 2012

Retos de la comunicación corporativa



La comunicación corporativa es un vector importante en el desarrollo organizacional. En organizaciones dónde el cambio es más un estado natural que una excepción y el hábitat es un contexto que se mueve aceleradamente, la comunicación es una de las pocas herramientas de que disponen las organizaciones para mantener alineados y comprometidos a los profesionales que las componen.

Los retos de comunicación corporativa de una organización ya no se resuelven simplemente con un plan de comunicación. Los contextos cambian más rápidamente que la capacidad de planificar de las organizaciones. Por ello, una suma de plan de comunicación, de modelo de innovación en la gestión de la comunicación y de capacidades compartidas en el manejo de la comunicación parece el esquema más razonable para acometer los retos que plantea la comunicación corporativa.

¿cuáles son los reto de la comunicación corporativa? Por supuesto dependen de cada organización. A pesar de ello vamos a relacionar algunos retos recurrentes que las organizaciones deben resolver, cuando mayores y complejas son las organizaciones los retos aparecen más poliédricos. Comparto la lista de retos que me parecen más significativos en relación a los factores clave de la vida de las organizaciones:

1. El relato integrador. Las empresas son comunidades profesionales y de negocio que viven en un entorno social con el que tienen compromisos. El relato integrador es aquel que sabe combinar de modo natural los intereses corporativos con los valores sociales y sabe expresar los compromisos de una empresa con la sociedad que la incluye. Pero, si no hay autenticidad, no hay relato que se sostenga.

2. Clientes conectados. La comunicación con los clientes ya no es solamente cuestión de mensaje y canal. Los clientes, si quieren, tienen una información que las empresas no pueden controlar y captar su atención es un desafío permanente porque son clientes saturados de información. La comunicación ya no acompaña productos y servicios. La comunicación es una parte sustancial de los productos y servicios. Sin clientes libremente conectados no hay recorrido de negocio ni fidelización posible.

3. Profesionales comprometidos. Si las empresas tienen el valor de sus personas la forma cómo los profesionales viven su empresa no es algo menor. Conseguir el compromiso profesional y que las empresas sean una plataforma dónde las personas puedan desplegar su motivación y concretar su crecimiento personal tiene mucho que ver con la comunicación y con el aprendizaje personal y colectivo.

4. Accionistas de largo recorrido. Conseguir accionistas que no piensen simplemente en el beneficio a corto si no en construir proyectos de largo alcance ( y por ello con capacidad de cambio y adaptación) requiere accionistas con capacidad de entender y comunicar una visión de medio y largo plazo que les sirva para tomar decisiones acordes a la misma.

5. La reputación relacional. La gestión de medios de comunicación ya no agota el manejo reputacional de una organización. La capacidad de saber estar o no estar en las redes sociales juega un papel cada día más importante. Las empresas estaban acostumbradas a gestionar públicos y ahora tienen el reto de manejar comunidades que de hacen y se deshacen a una velocidad vertiginosa.

6. La gestión de organizaciones complejas. Las empresas verticalizadas en silos que buscan eficiencia y en jerarquías que buscan eficacia han sido muy cuestionadas a la hora de atraer a profesionales que buscan entornos dónde desplegar su talento y a la hora de establecer dinámicas de innovación que requieren más transversalidad que verticalidad. La comunicación es puente entre las distintas áreas de una organización y puente entre el talento y los equipos y unas estructuras de poder que tienden a ser cada vez más planas. Cuando se producen alianzas de negocio o alianzas operacionales, entonces la comunicación es el puente entre organizaciones y la base para una correcta sincronización.

7. Liderazgos solventes. Las organizaciones que carecen de líderes capaces de trasmitir una visión de futuro compartida y un lógica de comportamiento integradora y eficaz pierden fluidez en sus operaciones y en sus relaciones. Al final son organizaciones que tienden a la endogamia. Los líderes no solamente deben saber comunicar bien, deben ser auténticos,  la coherencia entre lo que dicen y lo que hacen marca el valor de su liderazgo.

8. Estrategia e innovación. Los contextos cambiantes requieren a menudo ajustes de estrategia y la necesidad de buscar la competitividad a través de la innovación. La comunicación es básica para no perder la orientación ante los frecuentes ajustes de rumbo y también para acompañar a la innovación de un fuerte proceso de aprendizaje colectivo. Las empresas que innovan aciertan en un medio dónde el desacierto es frecuente. Hay que saber comunicar los aciertos y los fracasos.

9. Operativa de calidad. Las organizaciones deben realizar operaciones de calidad en cadenas de valor que muy frecuentemente son compartidas entre varias organizaciones. Combinar comunicación y sistemas de información es la clave de operativas de calidad.

10. Empatía y habilidad comunicacional. Las organizaciones que tienen éxito son organizaciones en las que mucha gente es capaz de ponerse rápidamente en lugar del otro, entender sus necesidades, resolviendo y comunicando claramente respuestas que se ajusten a estas necesidades.  Para ello, es importante que los profesionales añadan a la empatía capacidad de comunicación personal. Las organizaciones con profesionales con buenas habilidades de comunicación no son organizaciones en las que la gente hable más, si no en las que hay profesionales que usan métodos de comunicación eficaz.

(la imagen pertenece a una obra de Antonello da Messina)

2 comentaris:

03 de novembre, 2012 22:43
Conxa Rodà ha dit...

muy buenos los retos, dan para reflexión, gracias, Xavier.
Añadiría q es fundamental transmitir a toda la organización que todos comunicamos y que todo comunica: lo q hacemos, lo q no hacemos y cómo lo hacemos.
Y un reto eterno en las organizaciones y empresas: la comunicación interna. Favorecerla y gestionarla bien es esencial no sólo para un buen clima laboral sino para mejorar procesos y resultados.
Conxa
@innova2

05 de novembre, 2012 16:32
Oriol Cases ha dit...

Inspirador com sempre Xavier..
Molt bon post!