31 de maig 2012

Cuando innovar parece una distracción



No todas las empresas del mundo están en crisis. Hay algunas que no llegan a satisfacer su demanda y que tienen como primer problema el encontrar mano de obra suficiente. Estos días en Latinoamérica me ha tocado visitar algunas de estas empresas que no dan abasto.  Para ellas, es un buen momento para innovar, tienen margen para arriesgar. Hacerlo es reservar una parte de energías para un futuro que no siempre será tan proclive. Es entrenar a la organización a dinámicas de mayor eficiencia y productividad y a poder vivir un día, no solamente de lo que hacen hoy y que les dan buenos beneficios, si no de lo que saben, multiplicando así su capacidad de nuevos negocios. Cuando todo va muy bien, algunos ven en la innovación una distracción en vez de una inversión. En cambio, cuando las cosas se tuercen y se quiere innovar por necesidad y a corto plazo, se encuentra a faltar la agilidad en el cambio y el no haber sistematizado la innovación. Si tienen alguna duda,  podrían preguntar a muchas empresas inmobiliarias españolas, muy pocas tuvieron tiempo de innovar.

La innovación es la válvula que utilizan las empresas para asegurar una adaptación a los cambios de contexto ágil y diferencial. Y eso, no se improvisa. 

(la imagen pertenece a una obra de Leonardo Da Vinci)


Més informació
28 de maig 2012

¿Leyes de emprendimiento?




Hay cosas más regulables que otras. No puede haber una ley que obligue a alguien a crear empresas.  No puede haber una ley que dicte a los emprendedores que riesgo deben tomar ni que esfuerzo deben poner. El hecho que los emprendedores detecten oportunidades de negocio o que muestren capacidad de liderazgo no tiene nada que ver con la ley. Tampoco que los clientes de sus startups sean suficientes como para pasar el valle de la muerte en el que muchas empresas perecen al no encontrar suficientes clientes.

Curiosamente las leyes de emprendedores parecen servir básicamente para desburocratizar a los estados.  Es decir se hacen leyes que anulen otras leyes, tasas, o malas prácticas de la propia administración.  Así la ley que se fragua en Estados Unidos, Startup Act 2.0,  según el resumen elaborado por Growtholoy, uno de los blogs más conocidos de la Kauffman Foundation, incorpora iniciativas como las siguientes:

Creates a new STEM visa so that U.S.-educated foreign students, who graduate with a master’s or Ph.D. in science, technology, engineering or mathematics, can receive a green card and stay in this country where their talent and ideas can fuel growth and create American jobs;

Creates an Entrepreneur’s Visa for legal immigrants, so they can remain in the United States, launch businesses and create jobs;

Eliminates the per-country caps for employment-based immigrant visas – which hinder U.S. employers from recruiting the top-tier talent they need to grow;

Makes permanent the exemption of capital gains taxes on the sale of startup stock held for at least five years – so investors can provide financial stability at a critical juncture of firm growth;

Creates a targeted research and development tax credit for young startups less than five years old and with less than $5 million in annual receipts. This R&D credit is designed to allow startups to offset employee taxes – freeing up resources to help these young companies expand and create jobs;

Uses existing federal R&D funding to support university initiatives designed to bring cutting-edge research to the marketplace more quickly where it can propel economic growth;

Requires all government agencies to conduct a cost-benefit analysis of all proposed “major rules” with an economic impact of $100 million or more. This new requirement will help determine the efficacy of regulations and their potential impact on the formation and growth of new businesses; and

Directs the U.S. Department of Commerce to assess state and local policies that aid in the development of new businesses. Through the publication of reports on new business formation and the entrepreneurial environment, lawmakers will be better equipped to encourage entrepreneurship with the most successful policies.


Es fácil de entender que en momentos de crisis se quiera promover la creación de empresas y que se utilicen todos los medios. Simplemente unas cuantas consideraciones al respecto:

1. Quitar barreras a emprender es mejor que definir políticas de pequeñas subvenciones en formato de  riego por aspersión. Los emprendedores necesitan clientes primero, si tienen subvenciones que los aceleran, bien. Si las subvenciones les desvían o distraen de buscar clientes, mal.

2. No hay que pensar simplemente en emprendedores jóvenes (que son muy importantes) hay que pensar también en perfiles de emprendedores más fogueados profesionalmente.

3. Hay que incluir el emprendimiento corporativo como un elemento clave de desarrollo económico.

4. Promover un tipo de emprendedores y de empresarios que compartan más valores con la sociedad, que sean vistas cómo gente que hace del emprendimiento un valor de responsabilidad social.

5. Evitar crear burocracias dedicadas a fomentar el emprendimiento, no caigamos en contradicciones de base. 

(la imagen pertenece a una obra de Leonardo Da Vinci)


Més informació
23 de maig 2012

10 proposiciones fáciles y claras sobre negocio




1. Hacemos negocio si aportamos valor a alguien repetidamente

2. Vender – producir – cobrar, una rueda que no puede parar

3. Las alianzas son buenas si ganamos todos

4. Innovamos para diferenciarnos ante los clientes y escapar de la commoditización

5. Nos internacionalizamos para dar diversidad y solidez al negocio

6. Los equipos lo hacen posible, sin talento, sin compromiso, no hay ni calidad ni proyecto de futuro

7. El liderazgo es el arte de servir a los demás aportando visión y una determinada lógica que cohesiona a las organizaciones

8. Tan importante es lo que la empresa hace como lo que sabe y la forma como aprende

9. Las empresas pueden y deben compartir valores con la sociedad

10. Las empresas son una comunidad,  necesitan alma

(la imagen es de una obra de Leonardo Da Vinci)


Més informació
22 de maig 2012

Talento e innovación



Para hacer propuestas innovadoras no hay que ser un experto, no solamente la gente con talento (esos que aportan claramente por encima de la media y lo demuestran con resultados) alimenta el proceso de innovación. Para hacer propuestas innovadoras, lo primero, es querer. Mostrar compromiso. A aquellos que les da todo igual, a los presentes - ausentes, es difícil encontrarlos aportando algo significativo en innovación. Sin compromiso no hay innovación, porque la innovación no deja de ser un pacto con el futuro.

Pero además de actitud, la innovación requiere desarrollar un determinado tipo de talento:

Emprendedor.  Capaz de liderar proyectos de riesgo con pasión, salir fuera del área de seguridad y desarrollar proyectos como si de una startup se tratara.
Orientado a resultados. Un talento ejecutor, orientado a resultados, focalizado,  que no repara en esfuerzos y que aprende de los fracasos (rápidos y baratos a poder ser).
Humilde.  Necesitamos talento abierto a las aportaciones que puedan venir de fuera de la organización. El talento arrogante no acostumbra a ser innovador. Gente que aprenda y haga crecer a los demás.
Creativo.  Talento experto en conectar cosas no obvias, en ejercer una creatividad lateral. Talento que sabe que la innovación tiene algo de juego y de serendipia, al que gusta explorar caminos no andados.
Transversal. Talento que rompe silos, que cuestiona ortodoxias, que colabora con personas de otras áreas, que construye horizontalmente más que jerárquicamente.

Este talento innovador, es el bien más preciado, porqué lo necesitamos para el negocio de hoy (del que cobramos a fin de mes) y para el negocio de mañana. Gestionar la innovación es tener y gestionar este tipo de talento. 

(La imagen pertenece a una ora de Leonardo Da Vinci).


Més informació