18 de febrer 2013

El papel de los CEO en la innovación




Solamente las organizaciones con un liderazgo realmente comprometido con la innovación acaban siendo compañías realmente innovadoras. No conozco compañías innovadoras en las que la innovación se delegue varios escalafones para acabarse diluyendo en la complejidad organizativa. Los líderes innovadores son gente que vive la innovación de su empresa en primera persona. Y los hay. Creen de verdad que no pueden estar alejados de aquellos que cocinan el futuro de la empresa. ¿qué características presentan?

  1. Dedican tiempo a la innovación. Cuando un CEO no tiene agenda para la innovación todos sus discursos de apoyo total a la innovación quedan en entredicho.
  2. Saben de memoria cual es la tasa de vitalidad de su empresa, es decir, que porcentaje de ingresos en el P&L está vinculados a productos o servicios que hace dos años no existían.
  3. Conocen a grandes rasgos los puntos fuertes y la carencias de su mapa de proyectos de innovación y saben cómo funciona el modelo de innovación de la empresa.
  4. Facilitan una gobernanza equilibrada de la innovación, ni confundida en el día a día, ni perdida en una isla creativa 
  5. Muestran pasión por los proyectos de innovación 
  6. Están cuando hay que reconocer a los innovadores y emprendedores internos.
  7. Cuando establecen contactos con otras compañías, con universidades y con la administración, también lo hacen en clave de innovación.
  8. Defienden la innovación ante los accionistas, con especial ahínco ante los cortoplacistas. Explican bien la relación entre innovación y estrategia.
  9. Desbloquean el riesgo responsable y son los primeros en aprender de los fracasos.
  10. Presionan con su ejemplo y compromiso a los directores de sus unidades para que sepan combinar la explotación de los negocios actuales con la llevada al mercado de proyectos de innovación.


Por el contrario, aquellos líderes que no encuentran ni un día al año para reunirse con los que impulsan sus proyectos de innovación, que delegan la innovación igual que delegan la externalización de otros servicios, que son incapaces de vibrar con una idea rompedora de futuro, que aplastan con ortodoxia y jerarquía cualquier proyecto diferencial, que se cuidan de invertir mucho dinero en innovación pero que no hacen nada para trascienda su fase retórica, de estos líderes, no podemos esperar compañías auténticamente innovadoras. 

Este artículo está inspirado en el post de Kevin McFarthing que podéis leer http://www.innovationfixer.co.uk/content/innovation-rapidly-changing-world

(regreso a las imágenes de pintura renacentista con detalles de uno de mis artistas preferidos Andrea Mantegna).