08 de febrer 2013

Lo que funciona y lo que no funciona en innovación



Comparto estas notas para mi intervención hoy con la gente de CINK http://www.cink.es/ y Social-Buy https://www.social-buy.com/ , el proyecto que lidera Sergio Cortés, un amigo de los de la lista corta. Aquí tenéis mis notas para la reunión de hoy sobre lo que funciona y lo que no funciona en una empresa cuando se habla de innovación a partir de mi experiencia de más de 10 años en consultoría estratégica y de innovación: 

 Lo que funciona 

 1. El talento. Las empresas son lo que son sus personas de talento. Aquellas que aportan oportunidades diferenciales a sus empresas y lo demuestran con resultados. (¿cómo puedo saber si soy una persona de talento? ¿si en 2 o 3 años no pasa nada significativo en mi vida profesional es que debo mejorar en algo, los demás no me perciben como alguien que les puede aportar oportunidades diferenciales). 

 2. Lo que funciona en innovación es gente comprometida. Los aposentados, los agazapados, los acomodados, los displicentes, no innovan. Para innovar hay que poner pasión y muchas horas. Para dirigir un proyecto de innovación hay que actuar como si fuéramos el director general de una hipotética empresa que la nueva idea puede suponer. Si no hay un núcleo de gente comprometida no hay innovación radical ni diferenciación radical. Las empresas que se quieren vender no innovan, se maquillan. En cambio, las empresas que creen en su futuro, innovan por interés y por responsabilidad social. 

 3. Lo que funciona son gente abierta. Gente que a pesar de ser muy buenos en lo suyo, admiten que hay vida inteligente en el exterior de su empresa. Gente que habla con personas diversas, fuera de su vertical, que le inspiran. Gente que no traslada arrogancia si no ganas de compartir y emprender juntos. 

 4. Lo que funciona es gente que vende. Una empresa no aguanta sin vendedores. Si solamente vende uno o unos pocos la empresa es muy débil. Los multiplicadores de las empresas son sus vendedores. Vender es la función prioritaria. La gente que vende es diferencial. 

 5. Lo que funciona son la gente que vive para el cliente. La razón de ser de una organización es crear valor para sus clientes. El día que en una empresa los clientes molestan o la gente se cree más importante que sus clientes, es mejor dedicarse a otra cosa. 

 6. Lo que funciona es gente a la que no desmotiven. Lo que funcionan son los líderes que ponen pistas de despegue a su gente, no los jefecillos que cortan las alas. Lo que funciona es gente que viene motivada de casa y que llega al trabajo y se despliega. Lo que funciona es tener gente a la que no desmotivan. La función de los líderes es servir y no desmotivar. 

 Lo que no funciona 

 a. Poner un futbolín en la oficina y creerse Google. Aparentar ser el no va más en innovación pero olvidarse de vender. Adornar las inercias con un poco de innovación. Lo que no funciona es la pose y confundir la innovación con la tecnología, por nueva y guay que sea. 

 b. Inventar y ya está. Creer que innovar es coleccionar ideas. Innovar es combinar creatividad y capacidad de ejecución. Innovar es combinar creatividad y cambio. Sin cambiar podemos inventar la fotografía digital pero podemos devenir un Kodak cualquiera. Innovar es iterar, es persistir hasta ejecutar.

 c. Querer innovar sin arriesgar. La innovación conlleva riesgo e incertidumbre, personal y compartida. Sin liderazgo no hay innovación seria, porqué nadie se atreve a arriesgar de verdad. El Funnel de innovación es un espacio de reducción de riesgos (evitar falsos positivos) pero no de eliminación total de riesgo. 

 d. No diferenciar entre error y fracaso. Si cuando innovamos y fracasamos no aprendemos producimos un error. Del fracaso se aprende, en el error se insiste. Aprender del fracaso es personalmente duro. Los líderes deben dar ejemplo que aprenden de sus fracasos, esto les refuerza. Respetamos a los líderes de los que aprendemos. 

 e. Los desequilibrios. La vida es equilibrio, también en la empresa. Si pedimos pasión, implicación, capacidad de riesgo para innovar y sale bien, hay que saber compartir beneficios, y saber compartir extraordinariamente beneficios extraordinarios cuando son de verdad y refuerzan las empresas a largo plazo. Las personas en una empresa deben sentirse justamente valoradas y tratadas. Al esfuerzo se le reconoce e incentiva, a los resultados se los compensa. 

 Lo importante 

 Lo importante en una empresa y en la vida, es la autenticidad. Que el gap entre lo que decimos y lo que hacemos sea cada día menor. Que el gap entre lo que queremos ser y lo que somos se reduzca cada día. Que seamos gente que se resuelve bien en su trayectoria de tropiezos y de avances. Que seamos gente que comparte la sensación de que estando juntos escapamos mejor de la mediocridad y somos suficientemente inteligentes como para no caer en la arrogancia.

(la imagen es Castellsapera de de Sant Llorenç del Munt i Serra de l'Obac)