14 de setembre 2013

Notas pequeñas de gestión para pymes




1. En las pymes nadie puede mirar a otro lado, no hay responsabilidad que endosar, las cosas las hacen los que están, que son los que son.

2. Alguien vende, alguien produce, alguien administra. Lo más importante es no venda solamente uno, multiplicar la capacidad de vender es la base del crecer.

3. En la complementariedad del liderazgo y el equipo vive el alma de la pyme.

4. La fuerza de la pyme es su agilidad, anticipar la visión con pruebas reales, pivotar sin fardos enormes, manejar bien las estrategias transitorias. Una pyme puede crear también burocracias a escala, pero es un grave error.

5. La pyme es un terreno de proximidad, con clientes y con los propios profesionales. Saber convertir la proximidad de clientes en fidelización y la proximidad de los profesionales en compromiso es clave.

6. Internacionalizar una pyme no es una opción, pero es difícil que se pueda invertir mucho dinero en ello, el gap se cubre con mucho esfuerzo personal y familiar e intentando facturar fuera lo antes posible.

7. La innovación es la palanca de diferenciación y crecimiento, simplemente, en una pyme hay que saber ajustar mejor la gestión del riesgo, pero no hay excusas para la innovación.

8. La relación con las empresas grandes es ambivalente, a veces son competencia, a veces puede ser aliados, pero es una relación a manejar con soltura. Una cosa es ser pequeños y otra aportar valor, la clave es aportar valor.

9.  Cuánto más pequeños mejor comunicación necesitamos, por suerte, las redes sociales y las tecnologías dan muchas opciones a los pequeños. La reputación es una palanca de crecimiento.

10. Nada de quejas. No hay cosa más pesadas que esos que hacen de las pymes religión.  Todas las empresas grandes fueron pymes. La queja como trayectoria no nos deja energías para tomar las decisiones correctas para crecer. Nadie dijo que fuera fácil, en las pymes tampoco.  

(la imagen es de una obra de Giovanni Bellini)