25 d’octubre 2013

Acaso los que solamente saben decir no ....




Acaso los que solamente saben decir que no, ¿crean más oportunidades?

Los que se niegan a desaprender, ¿son más sabios?

Aquellos que muestran gran cinismo ante los entusiastas, ¿son más eficientes?

Los que pugnan por vivir en terreno planificado al detalle, ¿quedan a cobijo cuando llega el terremoto de la disrupción?

Los que no sueñan ¿están más despiertos?

Aquellos que conducen mirando exclusivamente el retrovisor ¿aportan más visión estratégica?

Los que necesitan que el mundo entero les motive cada día ¿están más implicados y aportan por encima de la media?

Aquellos que exhiben gran arrogancia ¿están más preparados para leer los cambios acelerados del mundo?

Si ante estas preguntas nos sentimos más confortables respondiendo NO, pensemos en cómo dar una oportunidad a la innovación, seguramente es la vía más responsable para hacernos cargo del futuro.

(La imagen pertenece a una obra de Giovanni Bellini)