18 de desembre 2013

Construir nuevas síntesis en la complejidad




Para construir nuevas síntesis se requiere un talento especial.  Hay que saber leer los trazos gruesos de la realidad y recomponerlos para definir paradigmas que anticipen futuros que podamos construir. Las síntesis más potentes se expresan con brevedad y sencillez pero sin simplezas. Vivimos en la era de la gestión de la complejidad y por ello, la capacidad de construir síntesis será una competencia clave de líderes y directivos. La capacidad de síntesis es todo lo contrario de la parálisis por análisis en la que muchos caen cuando se les acumula mucha más información de la que pueden digerir por las vías tradicionales. La capacidad de síntesis es la otra cara de la gestión de la complejidad. Necesitamos síntesis estratégicas (seguramente más frecuentes que nunca) y también construir nuevas síntesis mientras exploramos desde la innovación. Para crear síntesis hay que mantener viva la autoexigencia del aprendizaje, la búsqueda constante de las inspiraciones que se filtren en agendas saturadas y el compromiso firme de esbozar lo que se dibuja más allá de los muros densos de la complejidad. 

(La imagen pertenece a una obra de Giovanni Bellini)