27 de juny 2013

Universidad, innovación y emprendimiento




Notas tomadas en tres días de trabajo en el Seminario Universia con el Tec de Monterrey en Doral, Miami. Ideas y oportunidades sobre el desarrollo de modelos de innovación vinculados a la universidad, trabajando codo con codo con Manuel Fuertes de ISIS INNOVATION de la Oxford University y un magnífico grupo de directivos del Tec.

Algunas ideas para llevar:

1.  La estrategia es lo que inspira nuestra gestión. Pero la estrategia no se concreta simplemente desde la planificación, si no también desde la innovación. Mientras la planificación despliega, la innovación explora. En aquellos ámbitos dónde es preciso regular un cambio externo acelerado con el cambio interno la innovación es un instrumento idóneo.

2.  La innovación es una herramienta de diferenciación. La planificación estratégica llevó a universidades demasiado miméticas, la innovación es un esfuerzo por aportar valor diferencial a los usuarios y captar así la atención de éstos.

3. Un modelo de innovación es una forma de sistematizar la gestión de la innovación en la universidad. En función de cada cultura corporativa el modelo será más el del clásico Funnel  o modelos más hibridados con el emprendimiento y la filosofía start-up. La universidad conoce bien el discurso de la innovación pero tiene le falta a menuda sistemática y sentido práctico.


4. La innovación funciona mejor enfocada. A partir de retos estratégicos de innovación, captar muchas ideas, filtrar unas cuantas oportunidades y de ellas seleccionar los proyectos que madurarán permite un proceso definido por una alta participación de la comunidad universitaria y muy orientado a resultados.

5. La innovación abierta no es solamente una oportunidad de atraer talento para la universidad en su proceso de captación de ideas y de oportunidades, es también una opción de transferencia inversa y de establecer alianzas con empresas y entidades sociales.

6. La innovación no funciona sin liderazgo innovador y una cultura corporativa abierta. Sin liderazgo no se toman riesgos serios y todo queda en innovación incremental, sin una cultura que conjugue la innovación en primera persona, el día a día se come a la innovación sin estridencias, suavemente e implacablemente. Meter a la innovación en la agenda diaria es el mejor indicador de una cultura corporativa de innovación.

7. Las universidades perciben como en ningún otro momento la amenaza de la disrupción. La aparición de fenómenos como los MOOC, las dinámicas de universidades corporativas, el agotamiento de algunos modelos de negocio tradicionales, la entrada con mucha fuerza de las universidades asiáticas, etc. Son síntomas que en otros sectores han precedido a procesos de disrupción importantes.

8. La universidad es un agente importante de los ecosistemas de innovación y emprendimiento. Cuando se aplica la innovación a sí misma mejora sus prestaciones y su legitimidad para aportar al resto de agentes del sistema de innovación. La relación universidad – empresa descansará cada vez sobre la innovación que sobre el I+D+i clásicos. Hay mucho que innovar también en esa relación. Esquemas como el que define la innovación abierta o dinámicas como las asociadas al método Lean Start – up pueden ofrecer muchas oportunidades a la universidad si sabe adaptarse a las nuevas lógicas de las empresas al innovar.

9. La universidad puede ejercer de hub de encuentro entre inversores y emprendedores que pivotan en la universidad para crear empresas de alto valor.

10. La universidad puede ser, no solamente una magnífica plataforma de emprendedores recién egresados, sino también de emprendedores mayores y de dinámicas de emprendimiento corporativo entre empresas consolidadas. Sin duda, para ello debe aportar además de apoyo académico un soporte operativo y de management con gran sentido práctico.

(la imagen es un detalle de una obra de Andrea Mantegna)


Més informació
24 de juny 2013

La generosidad merece respeto





En los momentos complicados hay gente con talento que abdica. Están en su derecho. Gente muy preparada que podría liderar proyectos empresariales para hacerlos crecer, pero que no hay nada que les motive para volver a arriesgar y dejar todas las horas en el intento viajando por medio mundo. Se arreglan muy bien con proyectos personales a medida y no les seduce la idea de volver a crear empleos haciendo crecer  negocios. Gente honesta que podría aportar talento y regeneración a la política pero que huye de la presión constante de medios y redes sociales, de la sensación de corrupto en potencia. Personas muy válidas que no encuentra motivos para exponerse, ellos y sus familias al escrutinio público y a horarios que no saben de fines de semana ni de noches. Gente con capacidad de liderazgo que podría tirar del carro de entidades sociales pero que les cuesta compaginarlo con una vida profesional intensa y lo poco que le queda a la vida personal.  Lo más descorazonador es cuando abdican los mejores. Están en su derecho, por eso, debemos agradecer tanto a la gente que se compromete generosamente en la empresa, en la política, en las entidades. Su lógica de servicio es imprescindible. Sin duda, recibirán más criticas que si se mantuvieran en segundo plano porque estas son las reglas del juego, algunos seguramente fracasarán, a otros quizás se les subirán un poco los humos,  pero sin gente con talento que se comprometa, nuestras sociedades no avanzan. La gente que intenta crear, construir proyectos colectivos significativos, merece reconocimiento por el esfuerzo. A veces lo olvidamos o lo enfatizamos poco, pero esta generosidad que proviene de servidores honestos merece un gran  respeto.

(La imagen pertenece a una obra de Andrea Mantegna) 


Més informació
23 de juny 2013

L’Obac – Les Boades – Coll de Correu – La Calsina – L’Obac




Ha estat un plaer poder passejar per la muntanya a la segona quinzena de juny i trobar totes les fonts en dansa i les rieres amb aigua. Hem deixat la Casa de L’Obac i hem anat a trobar la Font del Conill fent una mica de volta per Carena de l’Alzina  Teresa. La font rajava molt i es feia notar a la riera del torrent que porta el seu nom. D’allà ens hem enfilat cap a Les Boades i ens aturat a mirar l’impressionant  volum de Castell de Bocs ( a la foto). Hem anat a buscar Coll de Correu i un cop al Camí Ral hem continuat fins al trencall de la Canal del Solitari que ens ha portat a la casa de La Calsina. La Font del Clot que és a sota La Calsina rajava menys que la del Conill però hi ha via aigua. D’allà hem anat a La Font de la Portella que sobreeixia. Des de la Portella a l’Obac és un passeig agradable: Turó Roig, Casa Vella de l’Obac i tornar a l’Obac. Una bona volta, de 14,3 Km i un desnivell de pràcticament 800 metres. Ho hem fet amb molta calma, amb 3,5 hores. Avui ho havia molt ambient d’ocells, fins i tot hem trobat una assemblea de quatre corbs que se les tenien. Hem sentit uns crits insistents del que ens hem imaginat podia ser un senglar ferit. Hi havia també moltes papallones. Els camins estan molt embrossats, amb massa vegetació. Esperem que no tinguem un pic de l’estiu molt sec perquè hi ha molta bardissa per tot fruit de les pluges de maig. Hem trobat molt poca gent. L’excursió és agradable i presenta moltes variants possibles. 


Més informació
19 de juny 2013

Cosas que están cambiando en innovación





Tomo algunas notas de cambios que percibo en la gestión de la innovación. Son notas a pie de obra inspiradas en situaciones distintas que comparto con clientes y que a menudo provienen de largas charlas con directores de innovación y CEOs. Son indicios que la gestión de la innovación crece y que busca mayor autenticidad e impacto. Creo que hay cosas que están cambiando en innovación y que definen una cierta tendencia que me complace poder compartir:


1. Exigencia de resultados. Una empresa no puede pasar muchos años en poner en marcha de innovación y notar cómo crece su índice de vitalidad (cantidad de ingresos y beneficios asociados a productos que hace 2/3 años no existían en el portfolio). La innovación empieza a notar el sentido de urgencia.

2. Exigencia de radicalidad. La inercia es incremental. Cuando no hay un liderazgo innovador que realmente permita el riesgo lo que sale es más de lo mismo, con mejoras, pero más de lo mismo.

3. Ordenar lo que sale de la creatividad es fácil y de hecho muchas compañías lo consiguen, pero tener la disciplina y el esfuerzo para implementar los proyectos de innovación en medio de un día a día muy intenso, continúa siendo el valor que diferencia las empresas que hacen innovación de aquellas que coleccionan ideas. Hay muchas empresas que ya descubrieron lo fácil que es tener ideas y lo difícil que resulta aplicarlas con éxito.

4. Lo de aprender del fracaso se está convirtiendo en la canción del verano. Todo el mundo lo repite, pero mi experiencia es que nadie quiere fracasar. Aprender nunca es una excusa, pero si la cosa sale mal, aprender es la primera responsabilidad junto con asumir los costes.

5. Atención a la disrupción. Muchas grandes empresas ya empiezan a ver con claridad que los más peligrosos con los que competirán son los que van sin mochila ( sin estructuras pesadas, sin nada que perder, con todo que ganar, sin problemas de marca para hacer pruebas con clientes reales). Las grandes corporaciones saben que o vuelven al “garage” o cualquier atrevido sin mochila les puede disrumpir el negocio. Con lo cual el interés de muchas grandes empresas por los emprendedores, start-up y pymes innovadoras empieza a ser real.

6. La innovación fingida no sale bien. Para innovar hay que crear espacios dónde la gente pueda pensar en abierto, pueda apasionarse, pueda explorar y probar responsablemente. No hay que perder foco pero hay que saber divergir y converger ágilmente.

7. Se impone la filosofía del Lean Start-up, de hecho si cada idea del Funnel de innovación se considera una start-up esta metodología puede ser de gran ayuda. Se impone trabajar pronto con prototipos, con hipótesis que se validan con clientes, con capacidad de validar lo que se aprende y pivotear ágilmente.
8. La innovación con transcendencia funciona mejor. Si las cosas tienen sentido para la compañía se puede considerar la innovación como una de las primeras responsabilidades corporativas y si además se propone resolver problemas sociales es un factor de responsabilidad social no menor. Los resultados de la innovación no tienen nada que ver si media el compromiso.

9. Demasiadas empresas se empeñan en innovar solamente en lo que hacen , cuando su gran potencial está en innovar desde lo que saben. Lo que saben tiene más riesgo de innovación que lo que hacen pero el potencial acostumbra a ser mucho mayor.

10. Los modelos de intrapreneurship avanzan. Cada hay más empresas con programas de intraemprendimiento. Los intraemprendedores deberían regirse por los mismos criterios de los emprendedores clásicos, o presentan clientes o presentan inversores (que obviamente pueden ser de la misma corporación) para continuar adelante. En el intrapreneurship no vale hacernos trampas al solitario. 

(La imagen pertenece a una obra de Andrea Mantegna)


Més informació