15 de juny 2014

Las ciudades y la innovación




Las ciudades son escenario de innovación, son su taller natural. Las ciudades son el espacio dónde fertiliza con mayor facilidad la  lateralidad, dónde las capacidades creativas se exhiben y mezclan con mayor ahínco. La urbes son terrenos de hibridación y de diversidad. Finalmente, algunas ciudades, no todas, congregan una masa critica de talento emprendedor que permite resultados diferenciales en innovación y emprendimiento. Este talento emprendedor se encuentra tanto dentro como fuera de las empresas y por descontado, también en las administraciones.

La ciudad congrega a los “players” necesarios. Líderes de innovación empresarial, gestores públicos comprometidos con la innovación, universidades, investigadores, diseñadores, venture capitals,  consultores, ingenieros, científicos, comunidades ciudadanas, innovadores sociales, creativos culturales. Pero solamente en algunas ciudades estos elementos despliegan energías diferenciales que consiguen alto impacto. Cómo interactúan los agentes entre ellos, con qué culturas corporativas, con qué tipo de liderazgos, con que ambición de proyecto, con qué configuración de talento, el “cómo” es la clave de que devengan ecosistemas de innovación relevantes o retóricos. Todas las ciudades se alumbran con la misma retórica de innovación pero muy pocas son relevantes en innovación. Es fácil distinguir a las ciudades papanatas de la innovación de aquellas en las que la innovación y el emprendimiento son motores reales de competitividad económica y de cambio social. Las ciudades papanatas de innovación nunca arriesgan a definir sus propios modelos y ensayan ridículas copias de Silicon Valley en las que, a veces, invierten verdaderas millonadas. Las ciudades innovadoras crean modelos propios, viables, genuinos, gastan los recursos con sentido.

Este es un post publicado en Sintetia , podéis continuar su lectura completa aquí

(La imagen pertenece a una obra de Piero di Cosimo)